¿Qué hacer con el Titulín?

helice velocidad
Hélice de velocidad. / RR SS.
Tiene prácticamente las mismas competencias que en la licencia de navegación, sólo que se sigue renovando cada 10 años, mientras la licencia ya es de por vida una vez obtenida.
¿Qué hacer con el Titulín?

Un título que ha cambiado en estos últimos años, dentro de la náutica es el titulín, que es la antigua licencia federativa, ahora conocida como licencia de navegación.

El titulín tiene prácticamente las mismas competencias que en la licencia de navegación, sólo que se sigue renovando cada 10 años, mientras la licencia ya es de por vida una vez obtenida. Aquellos que renuevan el titulín se quedan con las competencias antiguas, que tiene el citado título, no pudiendo navegar con motos de agua, ni potencias superiores a 40 caballos.

Entonces. ¿Qué hacer con aquellos usuarios que tienen ya el titulín? Mi consejo es sencillo… en vez de hacer una renovación, sacar la licencia nueva de navegación.

Primero, porque ya no hay que renovarla nunca más, con lo cual no hay que hacer frente al pago de tasas, sea la cuantía que sea. 

Segundo, porque tienen una facilidad con respecto a los que se sacan la licencia como nuevos y es que se ahorran las dos horas de teoría, de un curso que en su totalidad son seis horas, repartidas en cuatro de navegación y dos de teoría.

Y tercero, porque adquieren las competencias nuevas, es decir, se mantienen como máximo los 6 metros de eslora para el manejo de embarcaciones, la navegación tiene que ser diurna, pero eso si pueden coger motos de agua y embarcaciones con la potencia de motor, que homologa el fabricante para el casco que vayan a manejar.

La elección está clara, teniendo en cuenta que la renovación vale prácticamente lo mismo que sacarse la licencia de navegación, con lo cual, económicamente, aparte de ahorrarse las renovaciones, tiene un costo parecido.

Tanto el titulín como la licencia de navegación siempre he considerado que es un comienzo en la navegación y si realmente nos gusta, queremos ya navegar de noche, hacer travesías más largas o patronear, simplemente, embarcaciones algo más cómodas, irnos al siguiente paso, que sería el patrón de navegación básica o lo que le recomiendo a todo el mundo, patrón de embarcaciones de recreo, ya que con este título una vez aprobado, podemos solicitar la ampliación y hacer la práctica de navegación de 24 horas, del per ampliado y pasaríamos a poder hacer navegación interinsular y el manejo de embarcaciones de hasta 24 metros. Embarcaciones que probablemente, no nos vayamos a comprar en la vida, pero sí alquilar.

En cuanto a la licencia de navegación, físicamente estamos hablando, tiene un tamaño en papel bastante considerable para llevarlo en la embarcación y a todo el mundo aconsejo siempre hacer fotocopias a la licencia de navegación, ya que no se puede plastificar o no se debe y a esas fotocopias, hacerle una compulsa en la Consejería de Deportes que, en definitiva, es quien expide el título. Esa fotocopia compulsada que yo aprovecharía para hacerle varias fotocopias y varias compulsas, ya que vamos a hacer una sola gestión, es la que podemos plastificar y el original guardarlo en casa, ya que la compulsa tiene una validez exactamente igual que la del original y en todo caso si nos pidieran el original, para algún tipo de falta grave o petición de documentación original, siempre nos van a dar un plazo de días para poder entregarla, pero nunca nos van a multar por no llevar titulación, ya que la citada compulsa es la que enseñaríamos.

Recordar siempre que tanto el titulín, como la licencia de navegación no tienen permitida la navegación nocturna, solamente una hora después de que salga el sol, y debemos de estar en nuestro puerto o lugar de abrigo, una hora antes de que se ponga el sol, como regla general, ya que en verano puede anochecer a las 22,00h, luego a las 21,00h tendríamos que estar en nuestro puerto, si esto ocurriese en invierno y en nuestra zona anochece a las 19,00h entonces a las 16,00h tendríamos que estar en nuestro puerto. Recordar también que el material de seguridad de una moto acuática es el chaleco salvavidas y el hombre al agua, aunque se recomienda traje seco, guantes, escarpines y en embarcaciones recordar que debemos de llevar tantos chalecos salvavidas, como homologación tenga nuestro barco y todo el material de seguridad.

Y que, si nuestra embarcación no está cabinada, tenemos obligación de llevar los chalecos puestos y en cualquier caso las personas con movilidad reducida o niños, siempre es conveniente que los lleven puestos en la navegación.

Por una navegación segura. @mundiario 

¿Qué hacer con el Titulín?
Comentarios