Zidane y el absurdo deseo de ver a James Rodríguez en el Atlético

James 10
James Rodríguez con la camiseta del Bayern Múnich. / Instagram
La plaga de lesiones que maniató al equipo en el ejercicio anterior continúa pero también la falta de gol, algo que el colombiano tiene de sobra. 
Zidane y el absurdo deseo de ver a James Rodríguez en el Atlético

El correctivo histórico que le endosó el Atlético de Madrid a su eterno rival citadino el Real Madrid, entrará en el imaginario de los blancos como una de sus peores actuaciones de pretemporada en los últimos cuarenta años, y podría terminar con la permanencia de James Rodríguez en el Santiago Bernabéu.

¿Cuál es el motivo de esta lectura? Sencillamente el equipo de Zinedine Zidane no tiene gol y depender de una nueva e inspirada campaña de Karim Benzema de cara a las porterías rivales, puede resultar el adiós anticipado del conjunto en Liga, Champions Legue y Copa del Rey.

La salida de Cristiano Ronaldo aún cuela y se antoja como insuficiente el fichaje de Jovic y más si se van Gareth Bale y Mariano o teniendo en cuenta que Asensio estará fuera por un buen tiempo.

Hazard es un jugador de clara vocación ofensiva pero no hay que olvidarlo, no es un delantero y se puede ver en sus números porque solo en una temporada logró sumar más de veinte goles entre todas las competiciones, en siete años con el Chelsea,

Isco al igual que Hazard tiene una calidad técnica al alcance de pocos pero tampoco brinda muchas alegrías con el grito sagrado de gol. Vinicius ni hablar, su verticalidad y habilidades están fuera de dudas pero le queda mucho por aprender en la definición. Rodrygo y Kubo son incógnitas porque apenas están llegando y no se sabe si jugarán para Zidane o para Raúl en el Castilla

Entonces queda James. El colombiano que deslumbró en su primera temporada de blanco pero que luego fue perdiendo fuelle en los onces de Rafael Benítez y del propio Zizou; el zurdo que no lo piensa dos veces para disparar desde media y larga distancia, anota goles, asiste y en definitiva es un peligro constante para sus rivales que están pendientes de lo que haga o deje de hacer cuando está en la cancha.

No es el mejor jugador del mundo, ni ganará un Balón de Oro pero James hoy en el Real Madrid no puede ser un descarte y menos para reforzar a un rival directo en todas las competiciones. 

Todos quienes vieron el partido el derbi madrileño en los Estados Unidos pueden sacar sus propias conclusiones. El centro del campo del marsellés necesita a Casemiro con urgencia y a un box to box que revitalice las transiciones de defensa al ataque, pero sin duda el clamor que se hace patente es que el Real Madrid necesita goles. @mundiario

Zidane y el absurdo deseo de ver a James Rodríguez en el Atlético
Comentarios