El proyecto de futuro con el que podría revitalizarse el Deportivo

Jugadores del Deportivo de La Coruña en el campo del Peñarol. / Mundiario
Jugadores del Deportivo de La Coruña en el campo del Peñarol. / Mundiario

El Deportivo de La Coruña necesita un proyecto deportivo firme, basado en pilares clave como cantera, jugadores en propiedad, pocos cedidos, jóvenes promesas y un buen entrenador.

El proyecto de futuro con el que podría revitalizarse el Deportivo

El Deportivo de Pepe Mel logró la permanencia en Villarreal. El empate cosechado por el conjunto gallego permite acabar con la agonía sufrida por la afición blanquiazul esta temporada. De todas formas, el miedo a un año como este continúa ahí. El equipo herculino lleva tres temporadas en la élite sin conseguir alzar el vuelo y sus seguidores se merecen una temporada tranquila.

El proyecto deportivo del conjunto gallego lleva varios años siendo bastante mejorable.  Pese a que el club se encuentra en una mala situación económica, esto no debe ser excusa para los múltiples fallos que se cometen en la planificación deportiva del equipo, que es en lo que nos vamos a centrar. Son varios los puntos que debe mejorar de cara el futuro. Aquí citaremos algunos de ellos.

Cantera

Este año el Fabril luchará por el ascenso a Segunda B, una temporada más. Dentro de esa plantilla hay varios jugadores de gran nivel como Edu Expósito, Nacho Monsalve, Borja Domingo o Pinchi que deberían dar el salto al primer equipo o ser cedidos a equipos de mayor nivel como Segunda división o en el extranjero. A veces, las cesiones pueden ser beneficiosas, como demuestran los casos de Róber, Insua o Borja Valle.

La cantera es algo que hay que trabajar poco a poco, con calma. Es un trabajo de fondo y se necesitan años. Canteras como Las Palmas o Osasuna deberían ser ejemplos a seguir. Contar con buenos ojeadores en Galicia, para conseguir gente comprometida y de la casa, se antoja clave. Futbolistas como Róber o Insua deberían tener un puesto en la plantilla deportivista de cara al próximo año. Se necesita una seña de identidad en el primer equipo y contar con futbolistas gallegos, da ese plus de sentimiento y unión con la grada.

Jugadores libres y en propiedad

Un equipo que quiere crecer no puede permitirse el lujo de fichar más de diez jugadores por temporada. Acaba siendo una lotería que nunca sabes como acabará saliendo. Richard Barral debería estar atento y adelantarse a los múltiples equipos que buscan fichar jugadores a coste cero. Como ocurrió con Emre Çolak, el equipo tiene que estar rápido. 

Es necesario tener jugadores con contrato que poco a poco se vayan adaptando y asentando en el proyecto para poder luchar por objetivos mayores.

Cedidos, solo de calidad

Este año el equipo tuvo varios cedidos pero fueron pocos los que realmente demostraron tener la calidad suficiente como para formar parte de esta plantilla. Guilherme y Carles Gil fueron la cara positiva de estas cesiones. Jugadores como Ola John o Joselu también dejaron buenos momentos pero su temporada fue, cuanto menos, irregular. Un equipo como el Deportivo debería contar con pocos cedidos, tres a lo sumo, pero de mucha calidad. Jugadores descartados o sin minutos de los grandes clubes europeos. Ese debería ser nuestro mercado.

Jóvenes promesas

La edad media del equipo gallego en los últimos años, asusta. Siempre está entre las plantillas más veteranas de la categoría. El fichaje de jóvenes promesas que progresen con los años y permitan un crecimiento tanto deportivo como económico, con una futura venta, se antoja indispensable.

Este es el mercado más difícil, ya que los grandes clubes europeas están dispuestos a pagar mucho dinero por este tipo de jugadores, per hay futbolistas que aún tienen mucho que decir en Primera División. Un ejemplo: Florín Andone, que llegó al equipo blanquiazul con 23 años procedente del Córdoba. La segunda división, Sudamérica o ligas de menor nivel pero de calidad contrastada como la liga turca, la croata, la holandesa o la belga, deberían ser estudiadas por Richard Barral y su equipo.

Entrenador y cuerpo técnico

Un entrenador por varios años, ese el objetivo. En el fútbol actual es difícil ver a entrenadores mantenerse en sus clubes más de 3 años. Casos como el del Cholo Simeone, son raros hoy en día. Pepe Mel, pese a lograr el objetivo, mostró tener grandes lagunas que pueden perjudicar al equipo el próximo año.

Hay varios entrenadores que podrían dar otro imagen. Mis dos recomendaciones: Marco Silva, entrenador del Hull City, que estuvo a punto de salvar a un equipo completamente desahuciado, o Oscar García, entrenador del Salzburgo. También se podría tirar de gente conocida por la afición deportivista y que sienta los colores como Tito Ramallo.

Estos son únicamente cinco puntos claves con los que debería contar un buen proyecto deportivo pero hay muchos más. Un punto importante sería el fichaje de un nuevo director deportivo pero no lo citamos en este artículo ya que suponemos que es algo que no ocurrirá. Una limpieza de vestuario o una mejor gestión de las pretemporadas, son otros ejemplos.

El Deportivo ha logrado la permanencia en primera y ahora empieza un duro trabajo donde la entidad blanquiazul tendrá que estar mucho más rápida que sus rivales. Mientras la afición celebra, el equipo herculino debería estar trabajando sin pausa con el objetivo de confeccionar un equipo competitivo de cara a la próxima temporada. @Aldo_Vazquez1

El proyecto de futuro con el que podría revitalizarse el Deportivo
Comentarios