Las profesiones más curiosas de algunos futbolistas ya retirados

Calzado de futbol. / Pixabay
Calzado de futbol. / Pixabay

A la hora de colgar las botas, la vida de un futbolista de élite experimenta un cambio sustancial con el que debe aprender a lidiar.

Las profesiones más curiosas de algunos futbolistas ya retirados

El momento de la retirada se convierte en muchas de las ocasiones en una etapa traumática para un deportista de élite. Después de haber pasado la mayor parte de su vida dedicándose a algo en lo que realmente era muy bueno, a veces se enfrenta a un vacío existencial que puede ser difícil de gestionar.

No son muchos los futbolistas tienen la suerte de ser un imán para las marcas como Leo Messi u otras estrellas que gozan de ese privilegio. Por eso es frecuente que cuando su ciclo mediático queda atrás y no se han sabido administrar e invertir sus ganancias de modo inteligente, se den de bruces con una realidad que en ocasiones los empuja a tener que afrontar tareas para ganarse la vida que pueden resultar sorprendentes en individuos con su anterior estatus. Eso sí, por fortuna también hay algunas situaciones que son ejemplo de todo lo contrario.

En cualquiera de los casos, vamos a hacer un repaso de algunas de las profesiones más curiosas de conocidos exfutbolistas:

Romário de Souza Faria

Tras desplegar su magia en multitud de equipos, entre ellos PSV, Barcelona, Flamengo o Valencia, el brasileño encaminó sus pasos hacia la política con el objetivo de promover el deporte y acabar con las desigualdades de su país. En la actualidad ocupa el cargo de senador en el Senado Federal de Brasil.

Frank Lebœuf

El que fuera jugador de Olympique de Marsella o Chelsea y campeón del mundo con Francia en 1998, redirigió sus pasos hacia el cine estudiando interpretación. Hace pocos años pudimos ver al defensa en su faceta de actor trabajando en una película tan conocida como ‘La teoría del todo’ junto a artistas de la talla de Emily Watson.

Thomas Gravesen

El exjugador danés de Real Madrid, Celtic, Hamburgo o Everton ya era un personaje de lo más peculiar cuando jugaba al fútbol. Una vez que su carrera hubo concluido invirtió el dinero ganado en activos inmobiliarios y se dedicó a dar rienda suelta a su conocida afición por los diferentes juegos de casino. Se instaló en Las Vegas y se convirtió en jugador profesional de póker. Se comenta que entre el juego y sus negocios llegó a amasar una cifra cercana a los 120 millones de dólares, cantidad que desde luego nunca consiguió reunir con el fútbol.

Tim Wiese

Portero durante varios años en el Werder Bremen e internacional con Alemania, Wiese se retiró en 2013 y apostó por las pesas y el gimnasio. Poco tiempo después se convertiría en luchador profesional, pasando a formar parte de la WWE.

Tomas Brolin

Este reconocido delantero internacional con Suecia durante los años 90 e importante figura en el Parma italiano con el que consiguió varios títulos, dejó la práctica del fútbol en 1998 acuciado por las lesiones. Antes de eso fue capaz de liderar a su selección hasta llevarla al tercer puesto en la Copa del Mundo de Estados Unidos en 1994. En la actualidad es copropietario de una empresa que se dedica a vender boquillas de aspiradoras Twinner.

Daniel Agger

El defensa danés desempeñó gran parte de su carrera profesional en el Liverpool, con el que logró hasta tres títulos. Antes y después jugó también en el Brøndby danés. Fue 75 veces internacional absoluto con Dinamarca. Durante su estancia en el equipo inglés desarrolló una pasión inusitada por los tatuajes, llegando incluso a comprometerse a tatuar a todos sus compañeros si hubieran logrado el título de la Premier en 2009, algo que estuvieron a punto de conseguir. Tras abandonar el fútbol en 2016 dio rienda suelta a su afición, y hoy en día es un reconocido artista del tatuaje, amén de regentar dos restaurantes en Liverpool y un pub en Copenhague junto con su tío.

Tatoo. / Pixabay

Arjan de Zeeuw

Este central holandés que desplegó casi toda su carrera en Inglaterra en equipos como el Portsmouth o el Wigan, tras abandonar el fútbol en 2009, comenzó a trabajar como investigador junto con la policía holandesa, tomando como especialidad la medicina forense.

Fabien Barthez

El francés Fabien Barthez fue portero de Olympique de Marsella, Mónaco o Manchester United entre otros, y se proclamó campeón del mundo con su país en 1998. Tras su retirada se sumergió en el deporte del motor llegando a competir como piloto de coches en diferentes campeonatos, entre ellos tres ediciones de Las 24 Horas de Le Mans.

Las profesiones más curiosas de algunos futbolistas ya retirados
Comentarios