Primera crisis: Laporta se queda sin su hombre fuerte en las finanzas

Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona_opt
Joan Laporta, presidente del FC Barcelona. / RR.SS.

Jaume Giró, que tenía que ser el vicepresidente económico en la junta directiva de Joan Laporta electa hace seis días, renunció a su cargo y no formará parte del nuevo gobierno.

Primera crisis: Laporta se queda sin su hombre fuerte en las finanzas

Una dura baja. El FC Barcelona parece no tener calma. Joan Laporta, electo presidente hace seis días, se quedó este sábado sin su mano derecha para el área económica, el ex ejecutivo bancario Jaume Giró, quien dio un paso al costado aludiendo “motivos profesionales”.

El equipo culé tiene una deuda de 1.170 millones de euros y el cargo del área financiera es clave para buscar la estrategia correcta para sanear al plantel y salir al mercado de fichajes.

Giró es ex ejecutivo de La Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona y estaba encargado de hacer los contactos con algunas entidades bancarias. En un escrito el dirigente comentó que sale del grupo de Laporta debido a que tiene que pasar muchos días al mes en Londres lo que le imposibilidad cumplir con sus labores en Barcelona.

Fuentes internas indican que la discrepancia estuvo en el cargo que ocuparía. Giró aspiraba a ser vicepresidente primero y le ofrecieron el de vicepresidente segundo.


Quizás te pueda interesar

El regreso de Cristiano Ronaldo sería factible este mismo verano


La baja se complica porque la junta directiva encabezada por Laporta debe presentar ante el club los avales económicos para poder asumir la próxima semana. Por condiciones de estatutos la junta electa debe tener un patrocinio igual o superior al 15% del presupuesto de la entidad azulgrana y Giró aportaba un porcentaje importante de esos avales.

La primera crisis en el equipo de Laporta no parece poner en riesgo su mandato, aunque se espera con mucha expectativa el nombre del dirigente que asumirá la responsabilidad en el área económica.  

El equipo debe preparar una propuesta de renovación para Messi que sea atractiva para el jugador, pero viable para el club. Además, tiene deudas que debe saltar a corto y mediano plazo, algunas por fichajes de jugadores que ya no forman parte del club, y otras con proveedores. @mundiario

Primera crisis: Laporta se queda sin su hombre fuerte en las finanzas
Comentarios