Piqué tendrá tiempo en el banquillo para pensar en Shakira

Gerard Piqué, futbolista. / RR SS.
Gerard Piqué, defensa del FC Barcelona.

El defensa de 35 años se aferra a su rol de suplente para seguir activo. El club fichó a dos centrales de 23 y 26 años y cuenta con Araújo y Eric García, así que Piqué es la quinta opción.

Piqué tendrá tiempo en el banquillo para pensar en Shakira

En picada. Gerard Piqué pasará de líder y referente a suplente, un rol que parece asumir sin inconvenientes pese a su gran trayectoria en el FC Barcelona. La temporada pasada el defensa central de 35 años dijo en plena crisis, “Esto es lo que hay”. Aquellas declaraciones le dieron la vuelta al mundo y ahora le caen encima como un piano de cola desde un noveno pido. Resulta que actualmente hay defensas de sobra así que le toca ir al banquillo.

El Barça renovó al uruguayo Ronald Araújo (23) hasta el 2026 y con ello le dio las llaves de la defensa. Será la piedra angular junto a Eric García (21). Hacía falta jerarquía para acompañar y sumaron libre desde el Chelsea FC al danés Andreas Christensen (26) y rompieron el mercado con el fichaje de Jules Koundé (23).  

Hay cuatro centrales para dos puestos, pero en nómina todavía siguen Piqué (35) que tiene contrato hasta el 2024 y Samuel Umtiti, quien firmó contrato hasta el 2026. Ambos jugadores son patrimonio del club y entre ambos suman 7 millones de euros según el sitio web especializado Transfermarkt.

Hasta ahora no hay ofertas de venta o cesión. Piqué y Umtiti se han plantado y no quieren salir. El club tiene la necesidad de aligerar su nómina y liberar espacio para poder inscribir a sus fichajes, así que redujo al máximo sus salarios. Si se quedan no solo serán suplentes, sino que ganarán menos. En otras palabras, le están abriendo las puertas de atrás del club para que salgan sin hacer mucho ruido.

A Piqué le ha estallado en la cara su vida personal. El escándalo del negocio de la Supercopa de España y su ruptura con la cantante colombiana Shakira ganan más centimetraje en prensa que su pretemporada. El contexto no le ayuda y aun así se queda a pelear por un lugar que nadie le ha regalado.

Luego de 14 temporadas Piqué debe ser despedido con honores. En su vitrina figuran 29 títulos, entre ellos cuatro Champions y dos mundiales de fútbol, lo que le permite presumir de jerarquía. El problema es físico.

La temporada pasada se perdió 12 compromiso como consecuencia de cuatro lesiones y la campaña anterior se había ausentado en 29 choques por una contusión grave de rodilla. Xavi no quiere poner en su gran amigo del pasado todo el peso del ataque así que ahora debe mostrar que está al 100% antes de sumar minutos. @mundiario

Piqué tendrá tiempo en el banquillo para pensar en Shakira
Comentarios