La petición de dimisión de Irene Lozano desde A Coruña, camino de ser un clamor general

Irene Lozano. / Mundiario
Irene Lozano. / Mundiario
Protegida por el presidente Pedro Sánchez, esta tránsfuga ahora agapazada en el PSOE fracasó en la gestión de la marca España, hizo el ridículo en el caso Fuenlabrada y ahora saca de quicio a gran parte del deporte español por su incapacidad de diálogo y de gestión.
La petición de dimisión de Irene Lozano desde A Coruña, camino de ser un clamor general

La petición de dimisión de Irene Lozano hecha desde el Ayuntamiento de A Coruña por todos los partidos, incluido el suyo, el PSOE, va camino de ser un clamor general en gran parte de España. Protegida por el presidente Pedro Sánchez, esta tránsfuga ahora agapazada en el PSOE fracasó en la gestión de Marca España, hizo el ridículo en el caso Fuenlabrada y ahora saca de quicio a gran parte del deporte español por su incapacidad de diálogo y de gestión. "El enfado desde varios entes federativos y muchos deportistas tiene a la secretaria de Estado para el Deporte entre la espada y la pared", resume el diario El Español.

"Irene Lozano no descarta inhabilitar a Tebas, pero no ve relación con lo que le pasa al Depor después de que el TAD le diese las competencias a LaLiga para decidir sobre lo ocurrido. El zorro en el gallinero, pero no pasa nada", comenta Luis de la Cruz en el diario deportivo As. El caso Fuenlabrada fue, de hecho, motivo de pérdida de credibilidad en Irene Lozano. "Su poco interés en las investigaciones hasta bien entrado el mes de agosto y el hecho de que delegara en Joaquin de Aristegui para lidiar con el gran conflicto que ha vivido el fútbol español durante la pandemia solo hizo que crispara a las partes", observa también El Español.

Finalmente se acordó una controvertida resolución deportiva, tensando aún más la cuerda en A Coruña, al crearse incluso un enfrentamiento en el PSOE con la alcaldesa socialista de la ciudad gallega, Inés Rey. La elevación a la Fiscalía de la investigación a Javier Tebas por sus vínculos con el Fuenlabrada para buscar su inhabilitación es el último movimiento que ha terminado por romper relaciones entre LaLiga y el Consejo Superior de Deportes (CSD). Poco duró la entente entre Tebas y Lozano a cuenta de perjudicar al Deportivo de La Coruña.

Ahora, tras días de negociación entre el CSD, las federaciones y las comunidades autónomas, el organismo gubernamental descarta el borrador del protocolo que permitiría dar comienzo a todas esas competiciones estatales y autonómicas a lo largo del territorio español. De esta forma, todos esos deportistas veían paralizada de nuevo su situación e Irene Lozano se convertía en el centro de la diana de las críticas, hasta el punto de comenzar a pensar en pedir su dimisión. @mundiario

La petición de dimisión de Irene Lozano desde A Coruña, camino de ser un clamor general
Comentarios