El peor temor del madridismo se hizo realidad

Karim Benzema, delantero del Real Madrid. @GoalNews
Karim Benzema, delantero del Real Madrid. / @GoalNews

El francés de 34 años salió lesionado en el minuto 29’ en la goleada de 0-3 ante el Celtic en el inicio de la fase de grupos de la Champions. Eden Hazard, por otro lado, entró y anotó.

El peor temor del madridismo se hizo realidad

Mala noticia. Karim Benzema, capitán, emblema y pilar ofensivo del Real Madrid salió lesionado en el minuto 29’ en la goleada de 0-3 ante el Celtic en el inicio de la fase de grupos de la Champions. No hay un informe oficial del club, pero se trata de una lesión en la rodilla derecha.  

“No parece nada grave, pero hay que esperar a las pruebas. No parece nada serio, puede ser una pequeña molestia”, contó el técnico Carlo Ancelotti al final del compromiso como evitando querer expresar lo que realmente siente.

Está de baja por lesión el líder goleador del club. No es un dato menor. Se trata del peor temor del madridismo hecho realidad. Sobre todo, porque Benzema no tiene sustituto. No hay un delantero de área, de garantía, no hay quien reciba todos los centros y desbordes de los extremos, quien explote los espacios y haga diagonales.

El problema es mayúsculo e inmediatamente vienen a la mente los nombres de Timo Werner, Alexander Isak, Edinson Cavani, el mismo Cristiano Ronaldo, Gabriel Jesús, Salah, Mané, Erling Haaland, Darwin Núñez y el mismo Raúl De Tomás, atacantes que estuvieron disponibles en el recién finalizado mercado de fichajes y que el Real Madrid dejó pasar.

Para muchos la actitud pasiva del Real Madrid es impropia, hasta el punto que la única esperanza es que Iker Bravo, delantero español de 17 años, tenga la proyección que dicen los informes y que dé el salto esta misma temporada al primer equipo.

La imagen de Benzema quejándose del dolor y tocándose la rodilla derecha no es una buena señal. El año pasado estuvo seis días fuera de la cancha, justamente, por una dolencia de rodilla. También entró a la enfermería por problemas en sus pantorrillas, una lesión de muslo y por coronavirus. En total fueron 55 días fuera y seis partidos sin alinear.  

Aunque la noche sea muy negra todos tienen en su vida su trébol de cuatro hojas, es decir, su carta de la buena suerte. Y para el Madrid, al menos en su primera jornada de Champions, esa carta fue Hazard, quien anotó su primer gol de la temporada y promete muchos más. @mundiario

El peor temor del madridismo se hizo realidad
Comentarios