La pasión no es propiedad del Real Madrid, por mucho que insistan desde las filas merengues

Pasión en el Camp Nou. / RRSS
Pasión en el Camp Nou. / RRSS

Habíamos visto que muchos merenges decían que algunos jugadores eran los mejores del mundo solo por portar la camisola blanca, pero ahora también aseguran que ellos tienen más pasión.

La pasión no es propiedad del Real Madrid, por mucho que insistan desde las filas merengues

Irle a un equipo de fútbol, sea de donde sea, es la máxima pasión que hay, ya si es de tu ciudad, barrio, país... Es algo inexplicable ya que como digo siempre, el fútbol es capaz de cambiarte de humor en 90 minutos, donde puedes pasar de la angustia a una gran euforia de un momento a otro. Una pasión que se lleva en la sangre por tu equipo, no importa si sos rico o pobre, si eres de un país u otro, solo importa la euforia que le aportas a tu equipo en el estadio o ante el televisor, y esa pasión es la que hace que todo tenga sentido para ver el fútbol.

Pero está claro que el fanatismo blanco no tiene límites; en un artículo publicado en este medio, su autor -  un fanático merengue -  aceptaba el éxito actual del Barcelona, pero haciendo de menos a la afición culé al decir que había más pasión por seguir a un Real Madrid simplemente porque ganó cinco copas seguidas y que ni su abuelito las vio.

Ese artículo, aparte de faltarle el respeto a los culés, le falta también al respeto a otras aficiones, como la del Borussia Dortmund y Liverpool, porque ellos si llevan su pasión más lejos, ya que nunca veremos en el Bernabéu un mosaico como en el Signal Iduna Park  o un grito ensordecedor que opaca cualquier himno como en Anfield. Así como en el nuevo continente es imcomparable la pasión que se lleva en Argentina con Boca y River, y muchos aficionados merengues y culés no les llegan a los niveles que ellos tienen. Además, en México la pasión que desata Chivas es demasiado fuerte, a tal grado que cuando van de visitantes a veces parece que son los locales por toda la afición y pasión que desata el único campeonísimo mexicano.

“El fanatismo blanco  ha cruzado los límites de la vergüenza, Ahora dicen que solo por irle a ese equipo ellos tienen más pasión que los que les van a sus máximos rivales. Lo mejor es que intenten disfrutar del fútbol y se callen la boca para no seguir haciendo el ridículo”

 

Las lágrimas de los merengones, ahora previas al clásico, intentan ocultarlas calentado al rival al decir que tienen más pasión que los azulgranas. Algo sobre lo que quedarán retratados tras visitar el Camp Nou, ya que el Barça - a pesar de seguir siendo víctimas de la política y de muchos medios de comunicación españoles - nunca baja la cabeza y sigue y seguirá siendo el mejor equipo del mundo. 

Y así los lloriqueos blancos continuarán en relación al éxito del Barcelona y Messi, ya que como he dicho antes: “Sus lagrimas no les darán títulos ni prolongaran el efímero efecto Zidane”. @patosamperio 

La pasión no es propiedad del Real Madrid, por mucho que insistan desde las filas merengues
Comentarios