Buscar

MUNDIARIO

El parón liguero, tiempo propicio para la recuperación de Lopetegui

El técnico del Madrid tendrá dos semanas para reacomodar las cosas. El mal andar del equipo le tiene en la cuerda floja y examen final será el clásico ante el Barcelona.

El parón liguero, tiempo propicio para la recuperación de Lopetegui
Julen Lopetegui, entrenador del Real Madrid. / RRSS
Julen Lopetegui, entrenador del Real Madrid. / RRSS

Lopetegui descansa, medita. El vasco estudia la forma de reacomodar las cosas en el Madrid. Su filosofía de juego, por ahora, no mola y piezas como Toni Kroos empiezan a quejarse. La falta de gol es la causa mayor de los dolores de cabeza de un míster que empieza a palpar la posibilidad de hacer maletas y tirar a la borda un proyecto que hasta el juego con la Roma pintaba bien.

El entrenador siente un respiro. Sabe que dos jornadas sin fútbol casi le vienen bien. En ese tiempo puede reunirse con su cuerpo técnico y analizar las cosas. Él sabe que toda la responsabilidad no radica en él, pues no está en el campo de juego para hacer los goles, pero está claro que es más fácil cortar una cabeza que la de 23 o 30 jugadores.

Lopetegui tiene que hacer de sicólogo. Levantar los ánimos en la plantilla. Una victoria ante el Barcelona, no solo le salva el puesto, también puede ser un punto de inflexión para marcar un antes y después de su proyecto.

No está mal que el Madrid quiera la pelota; la haga suya. El problema es que no saben qué hacer con ella, porque simplemente no tienen a un ‘killer’ que ejecute todas las opciones de gol. Allí la responsabilidad es sin duda de la gerencia y si hay que señalar a alguien es a Florentino, quien no quiso fichar un goleador de casta.

Pero bueno ya las cosa están hechas y hay que “meterle el pecho” al asunto. El Madrid es el Madrid con goleador de élite o no. Así que los goles deben llegar a borbollones o las cosas se complicaran más de aquí a enero, cuando se pueda tomar como salvoconducto un fichaje. @mundiario