'El País' da por hecho que el peso de la ley caerá sobre los protagonistas de la salvajada

Jorge Fernández Díaz.
Jorge Fernández Díaz.

Ve imposible que las autoridades de Interior y el mundo del fútbol vuelvan la cabeza hacia otro lado después de una tragedia como la acontecida el pasado domingo en Madrid.

'El País' da por hecho que el peso de la ley caerá sobre los protagonistas de la salvajada

Ve imposible que las autoridades de Interior y el mundo del fútbol vuelvan la cabeza hacia otro lado después de una tragedia como la acontecida el pasado domingo en Madrid.

El diario El País sostiene en un editorial que hay que dar por hecho que el peso de la ley caerá sobre los protagonistas de la salvajada madrileña. Pero añade que sería un grave error tratarlo como un hecho aislado y dejar que el extremismo campe a sus anchas, añadiendo tensiones a las varias que ya atraviesa la sociedad española.

Para El País, es imposible que las autoridades de Interior y el mundo del fútbol vuelvan la cabeza hacia otro lado después de una tragedia como la acontecida el pasado domingo en Madrid. La irracionalidad de la batalla campal en las cercanías del estadio del Atlético, en la que murió un aficionado del Deportivo, muestra los peligros que encierra una espiral de violencia: seis encapuchados invadieron horas después una peña atlética de A Coruña para llevar a cabo su particular venganza. La gasolina prende con facilidad.

El diario de Prisa asegura que no se comprende la tranquilidad con la que las dos bandas se citaron para pelearse sin que la policía tuviera conocimiento, máxime cuando cada una de ellas contó con el apoyo de radicales de otros equipos. Es mucha movilización para que las autoridades estuvieran en la inopia. Quedan lejos los tiempos del asesinato de un aficionado de la Real Sociedad, Aitor Zabaleta, por un ultra del Atlético (1998), pero incidentes de menor gravedad se han venido sucediendo en torno al Frente Atlético, un grupo ultra. 

La Federación Española de Fútbol afirma que lo sucedido nada tiene que ver con el deporte, y el presidente del Atlético de Madrid desvincula de la tragedia tanto a su club como al Deportivo. Aceptando que no existe una culpa directa, El País añade que lo cierto es que el fútbol tiene que prevenir la movilización de los fanáticos.

'El País' da por hecho que el peso de la ley caerá sobre los protagonistas de la salvajada
Comentarios