Buscar

MUNDIARIO

Pacto en La Cerámica entre el Villarreal y el Real Madrid

El duelo entre blancos y amarillos finalizó con empate, Mariano fue el salvador de los de Zidane, mientras que Gerard Moreno, fue el autor del tanto desde el punto penal para el conjunto de Unai Emery.

Pacto en La Cerámica entre el Villarreal y el Real Madrid
Mariano marcó el 1-0 frente al Villarreal. / El Comercio
Mariano marcó el 1-0 frente al Villarreal. / El Comercio

El partido entre el Real Madrid y el Villarreal que se disputó en La Cerámica, que finalizó con marcador de 1-1, realmente fue un resultado aceptable para los blancos, tomando en cuenta que llegó a casa del Submarino Amarillo, con un once prácticamente inédito, plagado de suplentes, o de aquellos que son poco habituales para Zidane, amén de las bajas importantes. Para destacar por supuesto, el gol de Mariano y muchas lecturas para destacar en el encuentro.

Estaba claro que Zidane viajó a Villarreal con un cuadro plagado de bajas, ya sea por el coronavirus, otros lesionados antes y durante el parón de selecciones, pero en fin, pudo armar un equipo con Courtois un fijo en el arco, una gran noticia el regreso de Carvajal tras superar una lesión, con lo que pudo jugar en su posición habitual el lateral derecho, completaron la defensa, Nacho, Varane y Mendy. En la medular Kros y Modric que hicieron de doble pivote, Hazard, Odegaard y Lucas Vásquez en la zona de ataque y Mariano, la gran sorpresa, quien estuvo como centro delantero.

Precisamente, Mariano, tan olvidado por Zidane, tan relegado a estar en el ostracismo, ese jugador que quizás tampoco vende camisetas, pero que sabes que está ahí, respondió al llamado y a los dos minutos del partido marcó el primer gol de los blancos, una jugada en la que se sorprendió a la defensa del Villarreal, se desmarcó y pescó un balón que mandó a la red.

Invitaba el tanto y el inicio del partido con que sería una tarde provechosa para el conjunto merengue, pero con el tiempo el equipo se fue diluyendo, dejando espacios para que el Villarreal también comenzara a crear su juego, aunque se tornó difícil para la tropa de Emery, conseguir un espacio donde atacar y sorprender a sus rivales. Llegó el descanso con el marcador 1-0 a favor del Real Madrid.

Por supuesto el Villarreal saltó al césped en la segunda parte con toda la intención de llevarse la victoria, aunque les costaba recuperar la pelota, con un Toni Kroos que jugó prácticamente como un central más apoyando en defensa. Mientras que Modric y Odegaard esperaban la llegada del balón. Zidane quiso refrescar en el medio y le dio entrada a Vinicius por Hazard, así como a Isco quien entró por el noruego.

Cuando parecía que el Madrid había ganado en velocidad y empuje, Vinicius arrancó en contragolpe, pero inmediatamente perdió el balón y Chukwueze buscó profundidad y prácticamente en un mano a mano con el meta blanco, Coutois no midió bien y fue directo a los pies del jugador amarilló y lo derribó, por lo que el colegiado cobró la pena máxima a los 76 minutos y Gerard Moreno se encargó de ejecutar el tiro desde los 11 metros, para colocar el 1-1.

Mérito para el Madrid que llegó con ausencias importantes, pero buscó el partido, eso no se puede negar, quizás les faltó algo más de suerte y pegada. Para los de Emery, un empate que sabe a derrota, puesto que dejaron que los blancos prácticamente jugaran a sus anchas durante una hora y cuando reaccionaron ya era tarde. Por supuesto, la gran prueba de fuego para Zidane y sus dirigidos será el miércoles frente al Inter de Milán en Liga de Campeones. @mundiario