Óliver Torres puede convertirse en el próximo 'juguete roto' del fútbol español

Oliver Torres
Oliver Torres

El tiempo nos dirá si la decisión del Atlético de Madrid de ceder a Óliver Torres al Villarreal ha sido acertada, pero en principio parece que el Cholo no iba a darle minutos.

Óliver Torres puede convertirse en el próximo 'juguete roto' del fútbol español

Óliver Torres (Navlamoral de la Mata, Cáceres, 1994), con su reciente cesión al Villarreal C.F., ha entrado de lleno en ese bombo gigante en el que están los jugadores prestados por grandes cubles, en este caso el Atlético de Madrid.

Pese a debutar en el club del Manzanares a los 17 años, Óliver Torres, del que solo hay buenas palabras por su humildad, sacrificio, ganas de aprendizaje y, sobre todo, unas cualidades exquisitas para jugar al fútbol, no ha podido hacerse con un hueco fijo en el once del Cholo Simeone. Con su hasta ahora único tanto en Primera, el extremeño ha hecho historia en el club rojiblanco al marcar el tanto más rápido, el que anotase frente al Betis a los 13 segundos en la jornada décima de esta misma temporada.

Lo cierto es que la suerte de los jugadores cedidos no siempre es pareja. En la historia de la liga española, son cientos las promesas de grandes clubes que han salido a buscar acomodo y minutos en otros equipos. Algunos, como es el caso del camerunés Samuel Eto'o, cedido a Leganés y Español, han llegado a ser estrellas mundiales sin tener protagonismo en su club de origen (Real Madrid C.F.). Otros muchos, sin embargo, han paseado la etiqueta de 'eterna promesa' por los cuatro puntos cardinales en categorías como la Segunda División 'B' o la Tercera. Y es que nadie dijo que fuese fácil esto de triunfar en el fútbol, muchas veces lleno de 'juguetes rotos'.

En el caso de Óliver Torres, con 24 partidos oficiales con el club 'colchonero' y un gol en su haber, existe cierta unanimidad en el seno de la familia rojiblanca, desde donde se ve con buenos ojos la cesión del joven para que pueda disfrutar de más minutos y ganar enteros como futbolista en la élite. Quizás, el excelente momento que vive el club en el aspecto deportivo ha hecho que el aficionado descuide el futuro a largo plazo. Es decir, con referentes actuales como Diego Costa, muchos olvidan la importancia que para una institución de estas características como es la atlética, es vital contar con gente de la casa que pueda servir como espejo para mantener vivos los valores de la entidad. Creo que la decisión adoptada por el Atlético de Madrid es errónea. Defiendo esta postura porque Óliver Torres tiene madera de estrellla y, como tal, su madurez futbolística y personal no debería forjarse en vientre ajeno.

El del centrocampista cacereño es un ejemplo más de que el fútbol, en muchas ocasiones, no entiende de largos plazos. Hay veces que bajar hoy un punto en lo deportivo, puede reportar mañana una subida de varios puntos, no solo en lo deportivo, sino también en lo institucional.  Solo el tiempo dirá si Óliver Torres consigue llegar a ser alguien en el mundo del fútbol o si, por el contrario, pasa a engrosar la lista de 'juguetes rotos' del fútbol español con una anécdota lejana que contar.

Óliver Torres puede convertirse en el próximo 'juguete roto' del fútbol español
Comentarios