Buscar

MUNDIARIO

Martin Odegaard debería tener prioridad sobre Kai Havertz

Nadie sabe si el Madrid fichará durante el próximo mercado, pero si eso ocurre, lo fundamental sería fichar a Camavinga y no al internacional alemán.
Martin Odegaard debería tener prioridad sobre Kai Havertz
Martin Odegaard con el uniforme de la Real Sociedad. / Twitter
Martin Odegaard con el uniforme de la Real Sociedad. / Twitter

El Real Madrid es uno de los clubes que ha desarrollado una política de captación de talento a gran escala en los últimos años. Los recientes casos de las contrataciones de Vinícius Júnior, Rodrygo Goes y recientemente Reiner Jesus tienen en Martin Odegaard a un espejo en que mirarse.

Se conoce ampliamente la historia del noruego. El chico llegó muy joven a La Fábrica después de desechar una gran cantidad de oportunidades en otras grandes instituciones como el Bayern Múnich, Liverpool y el Manchester United. Se puso bajo las órdenes de Zinedine Zidane en el Castilla y debutó poco después en el primer equipo gracias a un capricho del presidente blanco como lo aseguró en su libro Carlo Ancelotti: "Florentino lo fichó y decidió que jugara tres partidos con nosotros".

Después de un estreno que prácticamente pasó sin pena ni gloria, Odegaard jugó una temporada y media más en las inferiores merengues, antes de dar el salto a su primer club de la Eredivisie: el Heerenveen.

Quienes lo vieron probablemente se dieron cuenta que no sacó de la chistera su máximo potencial, sin embargo dejó impronta de gran jugador en momentos puntuales; ahí estuvo dos campañas en las cuales totalizó 43 encuentros, anotó 3 goles y regaló 5 asistencias. En la campaña siguiente aterrizó en el Vitesse.

Su paso por el campeonato Arnhem y el no al Leverkusen

Fue con los conocidos como Geel en Zwart (Los negros y amarillos) que se destapó como un gran centrocampista de creación. El zurdo maravillaba con sus actuaciones y enamoró a su público con la entrega y garra que mostraba en los terrenos de juego; esa época lo marcó definitivamente y por ello no se olvida de ese paso fundamental en su carrera, a tal punto que en plena crisis generada por la Covid-19, el chaval no ha dudado en echar una mano en forma de dinero para que su exequipo,no sufra una debacle económica.

Después de abandonar los Países Bajos tomó otra gran decisión: prefirió quedar en España para iniciar un nuevo periplo profesional con la Real Sociedad, a pesar que tenía sobre la mesa la oportunidad de jugar en la Bundesliga con el Bayer Leverkusen, un equipo que por cierto cuenta con Kai Havertz, un centrocampista talentoso que ha sido vinculado últimamente con el Madrid.

El internacional alemán ha brillado con luz propia y podría merecer un esfuerzo para que juegue en el Bernabéu, pero sería una total injusticia que Zidane y Florentino prefieran invertir una montaña de millones en sacar al germano del Bay Arena y que nuevamente Odegaard no tenga la oportunidad de abrirse paso con la camiseta merengue.

Lo que le daría Odegaard al Madrid

Por qué en lugar de pagar un traspaso por Havertz, no le dan mano a un chico que abiertamente desea triunfar en Cocha Espina. El noruego tiene talento, experiencia en LaLiga, un guante en su zurda y solo costó poco más de 4 millones de euros; si triunfa será tan rentable como Marco Asensio o un histórico como Roberto Carlos, que apenas costó 600 millones de las antiguas pesetas, es decir 3.61 millones de euros.

Odegaard lo tiene todo para ser fundamental en un esquema de tres o cuatro en la medular. Puede destacarse como mediapunta, pero también se desempeña como interior por ambas bandas. Aunque su vocación es ofensiva, no tiene problemas en ayudar en labores de contención, mostrándose en todo momento en posiciones más atrasadas, para sacar el balón con criterio desde atrás.

No es de extrañar la excelente campaña que está viviendo con el conjunto donostiarra. Sus números hablan por sí solos: 27 partidos, 7 tantos y 8 asistencias, sin perder de vista su influencia en el juego colectivo, que lo han convertido en uno de los futbolistas más destacados del campeonato.

Teniendo este panorama claro, lo que debería hacer el Real Madrid es concentrase en encontrar la forma de contratar a Eduardo Camavinga para que en un futuro no muy lejano sea una seria alternativa, para tomar el testigo de Carlos Henrique Casemiro, pero sin lugar a dudas si en la primera plantilla hay lugar para un centrocampista fantástico, lo mejor sería ofrecerle a Odegaard la alternativa que merece para que se muestre en plan estelar como madridista y no como el sexto en el orden de prioridades de Zidane. @mundiario