La nueva maquinaria del fútbol mundial

Balón de fútbol. / RR SS.
Balón de fútbol. / RR SS.
La nueva industria deportiva tiene audiencias millonarias, fanáticos que ven a sus equipos de fútbol como auténticos lovemarks, lo que hace que sientan más pasión y fidelidad a los colores por ellos, creando una nueva relación potente de devoción.
La nueva maquinaria del fútbol mundial

La industria deportiva en la última década, ha visto el arribo de nuevos deportes y competiciones que le han dado una nueva impronta e impulso económico a la misma. Esto ha determinado la necesidad de un nuevo modelo de negocios, en donde aun el fútbol es el deporte rey con récord de clubes y popularidad para su práctica en todo el mundo, en modo de ocio o alta competencia.

Esta nueva industria deportiva tiene audiencias millonarias, fanáticos que ven a sus equipos de fútbol como auténticos lovemarks, lo que hace que sientan más pasión y fidelidad a los colores por ellos, creando una nueva relación potente de devoción. Asimismo, las empresas están cada vez más dispuestas a pagar para posicionarse aprovechando el auge de los  deportes. Según la empresa Euromericas Sport Marketing, líder en marketing deportivo y transformación digital,  la industria del fútbol ha movido 380.500 millones de dólares al año. 

En esta valoración esta asociada a los principales equipos europeos de fútbol, la Premier League inglesa, es la más valiosa de todas. Su valor es un 58% superior al de la siguiente liga más valiosa: la alemana, que es la primera en asistencia de público a los partidos. Las cinco grandes ligas europeas, son consideradas como las 'bigfive', las que cierran balances de ingresos en promedio ponderado por encima de los 35.000 millones de dólares.

El fútbol es el deporte sobre el cual giran 900.000 millones de dólares anuales, lo que deja en claro que los equipos han logrado ser capaces de encontrar nuevas formas de éxito y de ingresos.

El Real Madrid es el equipo más valioso del mundo en lo que a fútbol se refiere. Le siguen el Manchester United, el Barcelona, como los equipos más cotizados. 

En todas las valoraciones económicas de los equipos de fútbol y de los diferentes campeonatos no solo son importantes los ingresos por la venta de entradas, sino también por el valor de las marca en marketing, por la venta de jugadores y por el incidencia que tienen sus productos derivados como ser el merchandising.

La Bundesliga alemana supera a la Liga española de fútbol en valoración realizando un marketing de mejor venta de sus derechos de emisión de partidos. Incluso en la liga más valiosa en Europa, como es la inglesa, las entradas en el campo son una parte poco relevante de los ingresos y del valor de las propiedades deportivas. El porcentaje de los ingresos más importante está en los patrocinios/publicidad y en los derechos de retransmisión de los partidos por televisión, lo que demuestra el poder de atracción de la marca deportiva. 

Este negocio ha superado las barreras de Europa y América del Sur para extenderse, aparte de África, Asia y el resto del continente americano, a Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y Australia, cinco potencias emergentes en este deporte. Aunque las marcas de los clubs de fútbol son atractivas, aún lo son más los jugadores, los que se llevan ingresos a través de los derechos de imagen y de otros canales digitales en alza, como la publicidad en redes sociales,  en donde se realizan campañas para grandes marcas comerciales.

El fútbol se ha convertido también en “el espacio” predilecto de las casas de apuestas, que han encontrado en este deporte el vehículo perfecto para llegar a su target, al tiempo que refuerzan su marca en términos de credibilidad al vincular su imagen al futbol de las principales competiciones internacionales, especialmente las europeas.

El auge de estos negocios vinculados al futbol no se entiende sin fuertes inversiones en marketing, que prácticamente se han triplicado entre 2010 y 2020, un aumento proporcional a la inversión en publicidad que realizan estas compañías patrocinadoras. @mundiario

La nueva maquinaria del fútbol mundial
Comentarios