Nueva inyección económica en el FC Barcelona

Joan Laporta, presidente del FC Barcleona. / German Parga - fcbarcelona.es
Joan Laporta, presidente del FC Barcleona. / German Parga - fcbarcelona.es
El equipo culé activa la segunda palanca y vende otro 15 por ciento de sus derechos televisivos a Sixth Street.
Nueva inyección económica en el FC Barcelona

Poco a poco el Barça, a través de ingeniería financiera, está encontrando la forma de obtener rédito económico para poder entrar en operaciones relacionadas con la compra de jugadores. Esta vez ha sido vendiendo el 15 por ciento de sus derechos televisivos a la empresa Sixth Street durante los próximos 25 años por un valor de 400 millones de euros. Este acuerdo se suma al ya realizado por la entidad culé con la misma empresa por la venta de un 15 por ciento de los derechos televisivos por una cantidad de 200 millones.

Además, la directiva blaugrana está trabajando en la venta de activos del club para agilizar la masa salarial ya que, por ahora, se les antoja difícil la inscripción de los nuevos fichajes realizados gracias a la inyección económica. Hablamos de jugadores como Frenkie De Jong, Memphis Depay o Samuel Umtiti  los que se encuentran en la rampa de salida. Si esto no llega a buen puerto, el Barça tiene como plan B activar una nueva palanca con la venta de parte de Barça Studios para poder incorporar a los fichados a la plantilla.

El equipo de la ciudad condal se encuentra en esta situación debido a la mala gestión económica que realizó el anterior presidente, Josep Maria Bartomeu. Una deuda que impedía al FC Barcelona ser uno de los equipos punteros en el mercado de fichajes y que aunque los jugadores quisieran vestir la camiseta blaugrana, era imposible económicamente asumir los fichajes. Esto parece que con Laporta ha cambiado pero muchos aficionados no piensan que con la venta de los derechos televisivos durante 25 años están centrándose en el presente del club y no en el futuro, debido a que la deuda se va agrandando cada vez más.

Parece incomprensible que con la gran deuda que tiene el Barça pueda seguir fichando jugadores. Hasta Nagelsmann, actual entrenador del Bayern, opinó sobre este tema en rueda de prensa con tono irónico: "El Barcelona es el único club del mundo que no tiene dinero, pero al final compra a cualquier jugador que quiere. No sé cómo lo hacen. Es un poco extraño, un poco loco".

Esta palanca oxigena a la directiva para poder realizar los movimientos en el mercado que consideren necesarios pero agrava la deuda. Un arma de doble filo con la que el FC Barcelona está intentando obtener el mayor beneficio posible. @mundiario

Comentarios