No hay amaños, ergo, las bolas de los sorteos de la Champions League tienen sentimientos

Cristiano Ronaldo olisqueando el sobaco del trofeo de la UEFA
Cristiano Ronaldo olisqueando el sobaco del trofeo de la UEFA. / RRSS

Rechazada por la UEFA cualquier acusación de amaño de los sorteos de Champions no nos queda otra que pensar que las bolas de los sorteos tienen sentimientos.

No hay amaños, ergo, las bolas de los sorteos de la Champions League tienen sentimientos

Como sucedía en aquella famosa serie española de los 90 protagonizada por Fernán Gómez, donde un grupo de maleantes se reunían en el bar madrileño ‘La Oficina’ para planear sus timos entre cerveza y tapa, el Visir de Chamartín se trasladó en persona al Principado de Mónaco para recibir en su oficina particular los galardones comprados a la UEFA y plantear a sus secuaces y mercenarios la estrategia 2016 – 2017 a la vez que engullía canapés de caviar y Moët & Chandon.

Comenzó la noche con un grupo de ‘periodistas especializados’ en el arte del lameculismo interesado eligiendo a Mister Portugal como mejor jugador de la UEFA con incontestables puntos a favor del nivel de tirar el quinto penalty de la tanda de la final de la UCL y gritar muy fuerte desde la banda de la final de la Euro 2016. Ya sabemos que a día de hoy, el fútbol es un argumento, siendo optimistas, secundario.

La prueba de que el premio apesta fue el momento AXE de la noche en el que el showman portugués olisquea cual can asqueado el sobaco del trofeo que acababa de recibir.

Y continuó la velada bajo las amenaza de la UEFA de sanción a quién insinuase que sus sorteos están amañados – pese a que Blatter lo haya asegurado -. Y como nos aseguran que el sorteo no está amañado, hemos llegado a la conclusión de que las bolas tienen sentimientos. De hecho, si vibrasen – que puede ser que sí – podrían ser la pareja ideal cualquier madridista.

Una vez más, esos pequeños seres esféricos, demostraron su querencia por el Real Madrid, que se jugará su pase a la siguiente ronda contra tres comparsas, incluyendo partido homenaje a Cristiano Ronaldo en Lisboa, dónde comenzó su infinita carrera hacia la excelencia futbolística; y su odio por el Barcelona y Atlético de Madrid, que se enfrentarán a Guardiola y al Bayern de Munich respectivamente. 

Esperamos ya ansiosos el siguiente día en la oficina, que será en la gala del Balón de Oro del mes de Enero. @SirDanielC

>Este artículo también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es

 

No hay amaños, ergo, las bolas de los sorteos de la Champions League tienen sentimientos
Comentarios