Buscar

MUNDIARIO

Ni a Setién le gustó el Barça que vio en Ibiza

Al técnico culé no le satisfizo el nivel mostrado por los suyos en Ibiza. Los blaugranas no lograron romper el buen juego del local y solo dos goles de Griezmann le salvaran de la debacle.

Ni a Setién le gustó el Barça que vio en Ibiza
Quique Setién, entrenador del FC Barcelona. / RRSS
Quique Setién, entrenador del FC Barcelona. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es un profesional del periodismo deportivo con más de 15 años de experiencia en medios de Venezuela y de España. @mundiario

Setién no se termina de convencer. El cántabro apuesta por el toque y la posesión, pero sus pupilos no llegan al arco y esto es un grave problema, porque en el fútbol se gana con goles y no con toques, por ello ha sido muy autocritico de la exhibición del partido ante el Ibiza por Copa del Rey, donde estuvieron 60 minutos sin un remate a puerta a pesar de tener 85 porciento de posesión.

El equipo se vio desencajado, en especial, su mediocampo  el cual no pudo lograr buscar los espacios ante un equipo que apostó a la marca asfixiante y la presión a todo momento, circunstancia que llevó a desaparecer a De Jong y Riqui Puig en la zona medular.

"No. No me ha gustado mi equipo, pero entiendo las dificultades que uno se encuentra en partidos como este. Un equipo agresivo que nos ha cerrado bien y que no ha sido fácil. Me hubiera encantado que hubiéramos estado más precisos y que nos hubiera venido mejor, pero nos irá bien este partido.", comentó Setién al momento de analizar el partido tras la victoria.

Y es que no hay que desmeritar lo hecho por el Ibiza, el local fue más que el Barcelona en las dos terceras partes del partido y esto solo evidenció que el club blaugrana tiene problemas que solucionar, en especial con la delantera, cuando no está Messi.

"Le doy mérito al Ibiza. No es fácil. Ellos lo han hecho muy bien y nos ha costado. No hemos tenido esa clarividencia", subrayó un Setién algo preocupado al no saber cómo terminar de fluir su estilo en un equipo no hecho para él.

"Perder y empatar siempre es una opción. Más cuando es un solo partido. Si hubiéramos tenido que jugar en nuestro campo hubiera sido distinto. Son partidos trampa. Es una opción importante. No hemos tenido tranquilidad", puntualizó. @Mundiario