Buscar

MUNDIARIO

Ni Messi puede salvar al Barça de la pesadilla

Aunque con un a mejor versión, pero sin conseguir el resultado deseado, el Barcelona no pasó del empate (2-2) ante un Atlético que supo como reponerse de la adversidad.

Ni Messi puede salvar al Barça de la pesadilla
Saúl Ñiguez, jugador del Atlético de Madrid./ LaLiga
Saúl Ñiguez, jugador del Atlético de Madrid./ LaLiga

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Messi tuvo una tarde aceptable, el resto de sus compañeros no. Al Barça le cuesta ganar y ahora su situación de se complica más, aunque esté a un punto del Madrid en la tabla de clasificación las sensaciones no son buenas ni con el gol 700 del argentino que intentó de todas las vías por hacerse de la victoria. El autogol de Diego Costa presagiaba muchas cosas, pero al final los de Setién no tuvieron la cabeza fría para mantener la ventaja.

El Barcelona salió con predisposición. Tenía todo preparado para el control de la pelota y tratar de domar a un equipo que siempre se ha apegado a su cultura defensiva desde que lo dirige Simeone. A pesar de ello en solo 20 minutos ya el marcador tenía dos tantos, uno para cada bando. Con el empate se abrieron los espacios y comenzaba el espectáculo de un Messi que buscaba dos cosas, la primera el gol 700 de su carrera y por supuesto la victoria culé.

Pus bien lo primero llegó con tanto de penal de Messi. El argentino aprovechó la oportunidad para meterse en la historia y además conducir la victoria culé. No importó que fuera de penal, lo importante era que gol significaba muchas cosas. Pero la alegría no duró mucho, pues 12 minutos más tarde otro penal para el Atlético Madrid le daba el empate.

De nuevo Saúl Ñiguez no perdonó desde los 12 pasos y así la visita cumplió con el objetivo de no salir derrotado en el Camp Nou y así seguir dando pelea por un puesto para la Liga de Campeones. Por ahora tienen la tranquilidad de estar en el tercer peldaño con dos puntos por encima del Sevilla.

Futbolísticamente el Barcelona no decepcionó, pero sin duda le falta algo a este equipo, se percibe que Messi va a un ritmo y el resto del equipo en otro, por lo menos así no se gana un campeonato. Ahora a ligar la derrota merengue ante el Getafe para tener esperanzas. @Mundiario