NBA: las cuatro claves que podrían marcar la diferencia en las finales

Los Cavaliers celebran su título de conferencia. / Twitter
Los Cavaliers celebran su título de conferencia. / Twitter

El último circuito de la mejor liga de baloncesto del mundo empieza este jueves 1 de junio y MUNDIARIO presenta cuatro aspectos que podrían inclinar la balanza.

NBA: las cuatro claves que podrían marcar la diferencia en las finales

Los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers se verán las caras por tercer año consecutivo en las finales de la NBA. El duelo es ya la marca de una época, de dos tiranías que compiten por hacerse con el poder dictatorial de la mejor liga de baloncesto en todo el mundo. Será una serie pareja, pero hay cuatro elementos que podrían inclinar la balanza en el momento de la verdad. MUNDIARIO presenta estas claves para los cuatro -o más- partidos que definirán al campeón de este deporte en Estados Unidos:

1- Los triples de los Cavs

Los de Ohio llegan a esta ronda final de la liga como el mejor porcentaje en los tiros de tres puntos y eso es sin duda una de sus grandes armas para encarar estos partidos por el título.

No obstante, para este año los Warriors llegan con Kevin Durant, un defensor que por lejos deja atrás a Harrison Barnes, pues su rapidez intimida a los demás. Durant deberá detener como pueda a Kevin Love, Kyrie Irving, JR Smith o Channing Fyre, así como el alero Kyle Korver. Korver tiene un sorprendente porcentaje de acierto de 41.5% en estos tiros en la ronda de eliminatorias.

2- La casa de los Warriors

Tras años navegando en la mediocridad, Oakland ha visto el resurgir de su equipo y ha convertido su estadio en una fortaleza. El Oracle Arena ha visto rodar la cabeza de grandes franquicias y jugadores, por lo que será clave para un equipo que probablemente no ha olvidado del todo la eliminatoria de 3-1 que tuvo a su favor en las últimas finales.

Es conocido como el estadio más ruidoso de toda la liga y a partir de este jueves deberá hacer honor a semejante reconocimiento. Tomar una ventaja de dos partidos en la serie antes de ir a Cleveland será elemental pues podrían permitirse perder uno en aquel estado antes de volver a jugar en su patio para el quinto choque.

3- Mejoras en defensa

No es que la serie contra los Indiana Pacers haya sido tan difícil, pero por momentos los cavs dejaron ver algunas hemorragias en sus cercos defensivos. No obstante, eso se quedó precisamente en la serie contra los de Indianápolis.

Para estas alturas, James y sus chicos han reducido su media de puntos concedidos de 108.7 contra los Pacers a 100.6. La clave ha sido cerrar de mejor forma aquellos partidos que se les ponían de espalda en cuanto el rival encontraba las grietas en la defensa.

4- Los dos "Kevin"

Nadie puede negar que los comandantes en jefe son LeBron James y Stephen Curry, pero cada uno tiene detrás a un Kevin que asoma cada uno como excelente actor secundario. Se trata de Kevin Love, en los Cavaliers, y Kevin Durant, en los guerreros.

Love llegó a la franquicia de Ohio para convertirse en uno de los hombres de poder en la misma. Lamentablemente, el año pasado sufrió una lesión en el hombro y un pobre rendimiento en las eliminatorias condicionaron su aporte al equipo. Para este nuevo ciclo, la suerte ha cambiado y el de California ha promediado 17.3 puntos y 10.3 rebotes por partido en la fase final, así como un acierto del 46.4% y 47.9% en tiros de campo y tiros de tres, respectivamente.

En cuanto a Durant, su historia con los de Oakland se empezó a escribir con la mirada puesta en James. Es el mejor hombre ofensivo de su equipo con el permiso de Curry y el líder en defensa gracias a sus robos y bloqueos bajo el aro. Su gran estado de forma pese a sus problemas físicos en la temporada regular forzarán a James a dar lo mejor sí o sí.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes.

 

NBA: las cuatro claves que podrían marcar la diferencia en las finales
Comentarios