Buscar

MUNDIARIO

La Nations League regresa con el exitoso protocolo sanitario aplicado en la Champions y la Europa League

La disputa a puerta cerrada es una de las primeras medidas de la UEFA, quien mantendrá en la Liga de Naciones el protocolo de análisis de PCR que ya empleó tanto en la Champions como en la Europa League.
La Nations League regresa con el exitoso protocolo sanitario aplicado en la Champions y la Europa League
futbol
futbol

Guillermo Fernández

Analista deportivo.

La primera semana de septiembre regresa el fútbol de selecciones en Europa, y lo hará con la Liga de Naciones, después de que la pandemia de coronavirus provocará la suspensión de los amistosos proyectados para el mes de marzo y la Eurocopa prevista para los meses de junio y julio. Ahora, una vez que las competiciones nacionales han podido ‘salvar’ la temporada con estrictas medidas de control sanitario y encuentros a puerta cerrada y de que la Champions y la Europa League también hayan podido culminar revolviéndose con las últimas rondas a partido único, sin público y en sede neutral, la UEFA ha decidido que se cuentan con las garantías suficientes para que la UEFA Nations League retome su actividad. Y lo hará con las mismas precauciones que en las competiciones internacionales de clubes.

Como se presumía, la competición regresará a puerta cerrada. Aunque hace un mes la Federación alemana solicitó que el partido frente a España del 3 de septiembre se disputará con público en las gradas -al menos 500 personas-, la UEFA se ha negado tajantemente desvelando que el primer encuentro oficial internacional con aficionados en el ‘viejo continente’ será a nivel de clubes, cuando el Bayern y el Sevilla se verán las caras en Budapest en la Supercopa de Europa el día 24. Lo harán en una ‘prueba piloto’ y con un reducido número de espectadores, que coparán el 30% de la capacidad total del estadio.

La disputa a puerta cerrada es una de las primeras medidas de la UEFA, quien mantendrá en la Liga de Naciones el protocolo de análisis de PCR que ya empleó tanto en la Champions como en la Europa League. No serán los únicos controles. Antes de viajar a los respectivos países (cada selección mantendrá su condición de local tal y como deparó el sorteo), la UEFA ha delegado en las Federaciones nacionales la realización de las pruebas pertinentes.

Cada selección, al margen de la convocatoria oficial para los respectivos partidos, mantendrá a un grupo de jugadores ‘preparado’ por si alguno de los seleccionados causa baja por un positivo. En el caso de España, que el 3 de septiembre se enfrenta a Alemania en Stuttgart y el 6 de septiembre a Ucrania en el Alfredo Di Stéfano, la RFEF se ha coordinado con los clubes para que todos los convocados sean sometidos a un test antes de incorporarse a la Selección el 30 de agosto, incluyendo los jugadores que estén de vacaciones, como es el caso de madridistas y barcelonistas. A este respecto, la UEFA exige que todos los equipos visitantes se sometan a un test dos o tres días antes de cada partido y que los resultados estén disponibles antes del traslado a la sede de cada choque. Las pruebas del equipo local deben realizarse uno o dos días antes del partido y los resultados tendrán que estar disponibles seis horas antes del encuentro. Y los árbitros, someterse al test de PCR antes de emprender el viaje.

Los jugadores estarán obligados a llevar mascarillas y mantener la distancia social con cualquier persona ajena a la plantilla y a los técnicos. Las delegaciones oficiales de cada selección serán de un máximo de diez personas y viajarán al margen de los jugadores. Con aviones y autobuses desinfectados siempre antes de que las plantillas suban, las concentraciones tendrán tanto zonas privadas para las comidas –servidas por personal de la Selección- y las charlas tácticas, como rutas con las que los futbolistas no se cruzarán con empleados o clientes. Y en los estadios, los protocolos serán muy estrictos. Habrá controles de temperatura y los equipos no coincidirán en el túnel de vestuarios para evitar una posible congestión. Tampoco habrá apretones de manos y se habilitarán dos salas de espera independientes para el control antidopaje. Numerosas medidas que la UEFA ya ha probado con éxito a nivel de clubes y que ahora aplica en el regreso del fútbol de selecciones. Un retorno que muchos apostantes aprovecharán para beneficiarse del atractivo bono de bienvenida de Codere, casa de apuestas que ofrece un excelente bono de bienvenida y es ideal para utilizarlo en este tipo de competiciones. Wincomparador, comparador de cuotas, ofrece toda la información sobre el bono y cómo obtenerlo a través de este enlace #bonocodereenwincomparator.