Nadie está por encima de las reglas: Djokovic es deportado de Australia

Novak Djokovic, tenista. @tampaenespanol.
Novak Djokovic, tenista. / @tampaenespanol.

El número uno del mundo pierde la batalla legal contra el Gobierno australiano y no podrá defender su título en el Abierto de Australia. Su imagen ha sufrido un baño de ácido permanente.

Nadie está por encima de las reglas: Djokovic es deportado de Australia

Novak Djokovic fue deportado de Australia. El tenista número uno del mundo tiene una lección para tomar en cuenta a futuro luego de su caso contra el mismísimo Gobierno australiano al intentar entrar al país pese a no estar vacunado. Las reglas desde el inicio fueron claras y se pedía tanto al personal de trabajo como a los jugadores estar vacunados para poder ingresar al país y jugar en el torneo. En caso muy puntuales el tenista podía pedir una excepción médica para participar, algo que hizo Djokovic pero que no estuvo bien justificado.

Repasemos los errores en cadena que cometió el tenista. En primer lugar tuvo contacto con un positivo por covid y no quiso esperar la PCR que se realizó el 16 de diciembre para verificar si estaba o no contagiado, así que asistió a un evento donde hubieron muchas personas sin mascarillas el 17 de diciembre. El 18 de ese mismo mes ya sabía que estaba contagiado y aún así se reunió con un periodista para una entrevista porque “no quería decepcionarlo”. Tras esto no trascendió su presencia en cualquier otro evento, pero a finales de diciembre decidió trasladarse junto a su familia de su natal Belgrado hasta Marbella, España. Ya a principios de enero subió a Instagram la foto que generaría indignación en los australianos, donde afirmaba haber recibido la excepción médica para jugar el Abierto de Australia.

¿Por qué indignación? El país oceánico es uno de los más restrictivos del mundo en cuanto a la pandemia. Miles de personas en ese país deben seguir al pie de la letra las normas impuestas por el gobierno o se enfrentan a multas millonarias o incluso la cárcel. Entonces ¿por qué el tenista famoso y rico si puede saltarse las normas? ¿Qué implicaba esa excepción médica?

Poco después se hizo público que la excepción fue aprobada con motivo de que el tenistas había tenido covid hace menos de un mes, es decir, el 16 diciembre. Desde ese instante no había que ser un genio para saber que el tenista se había saltado la cuarentena y había sido irresponsable al reunirse con personas a las que pudo contagiar. Djokovic consiguió que un juez le devolviese su visa, pero fue algo temporal ya que el Gobierno de Australia pudo verificar rápidamente que había mentido en su declaración de entrada. En el papeleo que deben llenar las personas al entrar al país, preguntan su han estado en otro país durante los últimos 14 días. Djokovic tachó la respuesta que decía que no, pero como ya mencionamos a finales de diciembre se trasladó del Belgrado a Marbella. El resultado es simple: mintió.

Quizás también te interese:

Sin tregua para Djokovic: Australia investiga si mintió en su declaración de entrada

Un error en el visado: Djokovic podría quedar fuera del primer Gram Slam

Todo esto obligó al tenista a lanzar un inusual comunicado donde se disculpaba pero no admitía la culpa. Dijo que el 17 aun desconocía que era positivo, pero obvió pedir perdón por no esperar la PCR. Aseguró que durante la entrevista estuvo todo el tiempo con mascarilla, pero no olvidemos que ya era positivo y se saltó la cuarenta. Finalmente se refirió al asunto de su entrada al país mintiendo, donde achacó la culpa a su equipo ya que él no rellenó el formulario.

En cualquier caso las autoridades le retiraron la visa por segunda ocasión tras el veredicto del ministro de Inmigración, Alex Hawke, que terminó considerando al número uno como un peligro para su país debido a su posición antivacunas, algo que podría causar movimientos no deseados en el país en personas que tienen dudas con las vacunas. Aunque Djokovic recurrió a los tribunales para que se le devolviese su visa, los tres jueces que veían su caso tomaron una decisión unánime: debía ser deportado.

El Tribunal Federal de Australia le dio la razón al Gobierno australiano que terminó considerando al tenista de 34 años como una amenaza para la salud pública. El jugador fue escoltado hacía un vuelo directo a Dubái, país en el que hizo escala antes de llegar a Australia. El tenista afirmó estar "extremadamente decepcionado" por la decisión del tribunal pero cooperaría "con las autoridades para mi salida del país".

 

Las razones para apoyar la decisión del gobierno de parte de los jueces se darán a conocer de forma posterior, mientras en Australia muchas autoridades celebran la deportación del tenista. Scott Morrison, primer ministro del país, celebra "la decisión de mantener nuestras fronteras fuertes y mantener seguros a los australianos". "Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia y con razón esperan que se proteja el resultado de esos sacrificios", agregó el político.

¿Djokovic tiene derecho a no querer vacunarse? Si, como cualquier persona es su decisión, pero las reglas que hay en otros países deben ser respetadas e impuestas para todos por igual. El mensaje es sencillo: nadie está por encima de las reglas. @mundiario

Nadie está por encima de las reglas: Djokovic es deportado de Australia
Comentarios