Nadie en sus cabales entiende la política que siguen la mayoría de los clubes

Bayern de Munich
Bayern de Munich

Manchester United y Bayern de Munich disponen de menos presupuesto que el Madrid y el Barça, pero están siempre ahí y reparten dividendos a sus socios. ¿Por qué será?

Nadie en sus cabales entiende la política que siguen la mayoría de los clubes

Los organizadores han anunciado los precios de las entradas para la final de la Copa del Rey de futbol: 45 eurones la más barata y 250  la más cara, alardeando de haberlas rebajado una miseria con respecto al año anterior por mor de la crisis. Desmesura que confirma que el sindicato del cuero necesita más que un fuerte tirón de orejas.

Nadie en sus cabales entiende la política que siguen la mayoría de los clubes: gastan sin duelo mucho más de los que recaudan, contraen deudas hasta límites que no puede ocultar la contabilidad creativa de sus balances, se permiten hacer esperar a Hacienda y a la Seguridad Social (esto con el “vistomalo” de los Gobiernos, que justifican con la anabolena de que el fútbol es un asunto de interés general, burla al ciudadano que paga puntualmente sus impuestos)) y aun les sobra cuajo para presumir de buenos gestores.  No es de extrañar que la Comisión Europea quiera investigar si se pasan de listos.

Su planteamiento no puede ser más estrafalario: tiran la casa por la venta en fichajes de estrellas asegurando tan panchos que se compensará el desembolso con los ingresos por publicidad, derechos de imagen y la comercialización de ciertos productos que llevan el nombre de los héroes del fin de semana; pero el resultado es que aquél superan a éstos con creces, y vengan temporadas y suban deudas. ¿Qué otra cosa que la bancarrota cumple esperar de presidentes y directivas que creen haber descubierto la piedra filosofal en la venta de camisetas?

Y como en el fútbol también rige la ley del más fuerte, el dinero que recibe la Liga BBVA por los derechos de televisión se lo reparten los grandes a su conveniencia alegando que ellos son los que tiran de la audiencia. Con esto consiguen financiación para sus proyectos megalómanos a la vez que se aseguran de que los clubes perjudicados no dispondrán de plantillas capaces de hacerles sudar sus victorias. Les importa un higo que la Liga de dos sea un peñazo.

Que las cosas cabe hacerlas mejor por menos dinero lo demuestran por ejemplo el Manchester United y el Bayern de Munich: disponen de menos presupuesto que el Madrid y el Barça, pero están siempre ahí y reparten dividendos a sus socios.  ¿Por qué será?

Nadie en sus cabales entiende la política que siguen la mayoría de los clubes
Comentarios