España se queda a las puertas de la final frente a Italia

Italia disputará la final de la Eurocopa tras superar a España. / Twitter
Italia disputará la final de la Eurocopa tras superar a España. / Twitter
Álvaro Morata fue héroe y villano, dejó con vida a la Roja a los 80 minutos del partido tras lograr el empate, pero falló en la tanda de penaltis y la azzurra avanza a la final.  
España se queda a las puertas de la final frente a Italia

De héroe a villano. Esas cosas que tiene el fútbol a veces son difíciles de entender, unas veces te da y otras te quita, en un momento eres héroe y otras villano, lamentablemente pasará tiempo para olvidar como Álvaro Morata mantuvo con vida a España en la semifinal de la Euro y obligó a la Roja a jugar la tercera prórroga consecutiva y la segunda tanda de penaltis seguida, pero Italia se terminó llevando el partido y estará en la final del domingo nuevamente en Wembley. 

Cayó España en la tanda de penaltis tras igualar Álvaro Morata al minuto 80 del partido y dejar el marcador 1-1, una vez el equipo de Luis Enrique tuvo que jugar 120 minutos para definir un encuentro, que si bien ante Croacia se definió antes de los disparos desde los 11 metros, en cuartos de final frente a Suiza si se jugó la definición por penaltis, donde Unai Simon se colgó la capa de superhéroe.

Este martes el héroe fue Morata con el gol del empate, pero también fue uno de los villanos en la definición desde el punto penal, Gerard Moreno y Thiago Alcántara anotaron en sus respectivos disparos, pero justamente cuando le tocó el turno a Álvaro para el tercer chut, el delantero falló y el meta Italiano detuvo el balón. Italia no falló ninguno de sus disparos y se metió en la final. 

Álvaro Morata se va frustrado tras fallar su disparo desde los once pasos. / Twitter

Las emociones del encuentro

Vuelve la tropa azzurra a una final de Eurocopa, la última vez que disputó el juego decisivo para alzar el trofeo fue el 2 de julio de 2012 en el estadio de Kiev justamente ante la Roja, perdiendo por 4-0. Hoy le toca de nuevo al combinado italiano pelear por el trofeo, España se despide tras una gran actuación. 

El mítico estadio de Londres, allí donde se han logrado gestas históricas, acogió a España e Italia para disputar la semifinal de la Eurocopa 2020, un partido de mucha tensión y emoción, como se adelantó en la previa. Era un duelo de estilos distintos pero un mismo objetivo: llegar a la final del certamen continental; el triunfo lo marcaría una diferencia. 

Federico Chiesa, marca el gol contra España en la semifinal. / Twitter

Sin duda fue un duelo balanceado, si bien la tropa de Luis Enrique fue más dominante con el balón y con el ritmo del partido, Roberto Mancini apeló al ADN natural de los italianos, un juego más defensivo. Por momentos se pensó que la azzurra desplegaría el juego ofensivo que mostró en la fase de grupos e incluso en sus siguientes encuentros, pero no fue así. 

Morata marca el empate con la zurda tras una gran jugada. / Twitter

España con Dani Olmo, Pedri, Eric García, Oyarzabal, Ferran Torres, Koke y Unai Simon, tiene un futuro prometedor, hay mucha calidad, resistencia, juventud y clase, que combinada con la experiencia y veteranía de otros jugadores, permitirá a la Roja soñar con un nuevo título continental o por qué no Mundial. 

El héroe Morata

Una hora tardó en llegar el primer gol del partido, que si bien se esperaba primero del lado español, cayó por el lado azzurro, en los pies de un jugador revelación como Federico Chiesa, que aprovechó un gran contragolpe que inició Ciro Immobile tras recibir el balón de Donnarumma y el delantero de la Lazio se la dejó servida al centrocampista que la clavó en el palo largo. Era el 1-0 a los 60 minutos y la emoción regresó a Wembley.

Pero España no estaba dispuesta a bajar los brazos, tampoco se dejarían intimidar por la fortaleza defensiva italiana, más con un Dani Olmo desatado durante todo el partido, el jugador del Leipzig lució incansable, atento a todo, colaborador, asistente y vaya que si tuvo una excelente lectura de la defensa rival porque encontró el espacio para servir el gol del empate.

Los jugadores de España celebran el gol con Morata, / Twitter

Arrancada de Morata por la izquierda le deja el balón a Olmo, pero este ejecuta una pared de lujo devolviéndole el esférico a su compañero y el delantero de la Juventus disparó un zurdazo como los grandes para batir a Donnarumma y marcó el empate que devolvió a la vida al equipo español. 

Otra prórroga 

Como era de esperarse el encuentro se fue a la prórroga tras el empate conseguido por Álvaro Morata, pero la sensación era que el encuentro se lo podía llevar cualquiera de los dos combinados, por supuesto Italia se mantuvo fiel a su estilo de antaño más defensivo, la tropa de Luis Enrique no cesaba en buscar el gol, no en vano la posesión y el dominio del esférico era de la Roja. 

A los 110 minutos Berardi intentó adelantar a Italia, pero el juez de línea levantó la bandera y señaló el fuera de juego, nuevamente se respiró alivio en el banquillo español, pero a estas alturas el partido ya pintaba para los penaltis y ahí ya cambió la historia. @mundiario

España se queda a las puertas de la final frente a Italia
Comentarios