Messi sigue tan vigente como iluminado

Lautaro y Messi celebran. @Argentina
Lautaro y Messi celebran. / @Argentina

El argentino, que aún no define su renovación con el F.C. Barcelona, demostró que está más vigente que nunca y ahora va por el ansiado título de la Copa América ante Brasil.

Messi sigue tan vigente como iluminado

A sus 34 años Messi sigue siendo Messi. El jugador argentino, que hoy es agente libre y puede negociar con cualquier club del planeta, metió a su país en una nueva final de la Copa América y lo hizo liderando todas las estadísticas individuales con cuatro goles y cinco asistencias.

¿Hay diferencias con este Messi?, si, totalmente. El atacante de 1.70 metros ha tenido que reinventarse para seguir en la cima, como el mejor jugador de Suramérica y del mundo. La temporada con el F.C. Barcelona fue desgastante. Messi terminó con 38 goles y 14 asistencias en 47 partidos. Entendió que su equipo le pide, en ocasiones, ser el líder del ataque más que el goleador, y esto lo entendió a la perfección. Lo mismo pasa con la selección albiceleste.

Criticado hasta el cansancio en su país al ser apuntado por las derrotas y, sobre todo, por su actitud dentro del campo, este Messi ahora contagia a todos con su aporte mágico. Por estas cosas es que dicen que las palabras marcan, pero el ejemplo arrastra.

Messi a sus 34 años, líder de Argentina y el mejor de la Copa. @_brenrp

Messi ha sido figura en todos los partidos de la Copa América / @_brenrp

Ya no hace falta que Messi se saque a cuatro rivales y dispare desde el borde del área, su clásica jugada. Este Messi atrae la marca y hace jugar a sus compañeros. Para jugar con Leo solo hay que estar en el lugar correcto en el momento indicado.

Sus cinco asistencias, el mejor en todo el torneo, certifican su momento. Solo un jugador diferente puede ofrecer tan buenas oportunidades para sus compañeros. No fueron solo simples pases a gol, fueron literalmente medio gol.

El primer pase fue un desborde por izquierda y un centro al segundo palo que cabeceó Guido Rodríguez en la victoria de 1-0 ante Uruguay, mientras que en el 1-4 ante Bolivia se le picó a Alejandro “Papu” Gómez y este definió de zurda.

Messi celebra con sus compañeros. @hernanclaus

Messi ha sido el capitán y líder futbolístico de su selección. / @hernanclaus

Ante Ecuador Messi habilitó a Rodrigo De Paul con un pase milímetro entre un compañero caído y el portero Hernán Galíndez para que el volante del Udinense, que suena como refuerzo del Atlético de Madrid, definiera cruzado. Luego, a tres dedos, se la tocó a Lautaro Martínez para que el delantero del Inter anotara fuerte y arriba para el 2-0. La cereza del pastel fue un tiro libre de Leo desde 22 metros que se encajó como un misil al ángulo del portero.

En semifinal Messi no paró. A puro oficio dentro del área recibió, aseguró la posesión y se la pasó atrás a Lautaro para que le pegara de primera cruzado y a ras. Fue el 1-0 ante Colombia que luego empató y todo se definió de forma dramática en los penaltis.

Messi a sus 34 años, líder de Argentina y el mejor de la Copa.. @caraotadigital

Messi le da sentido al número que porta y también a la banda de capitán. / @caraotadigital

La Copa América ha sido redonda para el jugador nacido en Rosario, Argentina y que llegó a los 14 años al F.C. Barcelona en busca de un sueño. A rotó todos los récord estadísticos posibles en el fútbol y solo le falta ganar un torneo importante con su selección.

Messi tendrá la oportunidad de tapar ese lunar el próximo sábado 10 de julio cuando se me mida a Brasil en el mítico estadio Maracaná de Rio de Janeiro. El mejor escenario posible ante el mejor rival disponible como para acabar con esa deuda y enfilarse como candidata a la Copa del Mundo de Qatar 2022. @mundiario

Messi sigue tan vigente como iluminado
Comentarios