Buscar

MUNDIARIO

Messi pone solución a un partido complicado

Con un gol del argentino a 14 minutos del final salvó el debut de Setién, pues el Granada no fue al Camp Nou solo para amenizar.

Messi pone solución a un partido complicado
Lionel Messi, Ansu Fati y Ricky Puig celebrando el gol de la victoria. / @LaLiga
Lionel Messi, Ansu Fati y Ricky Puig celebrando el gol de la victoria. / @LaLiga

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es un profesional del periodismo deportivo con más de 15 años de experiencia en medios de Venezuela y de España. @mundiario

Había morbo en el Camp Nou. Era el debut de Quique Setién y todos quería ver cómo iba a jugar este Barça con él, pero ni lo uno ni lo otro, ya que el Granada plantó cara  y le puso las cosas difíciles para un partido que no tuvo su brillo y que solo Messi supo resolver con un tanto que supo a poco, pero vale mucho; vale mantener la punta.

Por lo menos hoy Setién dibujó su 11. Le dio la oportunidad a Arturo Vidal, por encima de Athur y a Ansu Fati por no tener al Luis Suárez como nueve puro. El chaval cumplió, creó peligro, hizo jugar, pero el Granada supo cómo defender  y sus intenciones quedaron en eso. Por lo menos el chico aprovechó la oportunidad y dejó claro que se puede contar con él para aliviar el vacío del uruguayo.

Quique Setién estaba preocupado, pues los suyos tenían la pelota, pero sin saber qué hacer con ella ya que los andaluces si tenían claro como tapar los espacios y no darle muchas oportunidades a los culés que se desesperaban porque no lograban poner diferencias.

No es que el Barça no atacó, pues claro que lo hizo, es que el Granada supo defenderse y solo la expulsión de Germán Sánchez, quien dejó con nueve elementos a un equipo que como núcleo supo disminuir a un conjunto culé que ya se veía perder el liderato a manos del Real Madrid.

Pero lo que no sabía nadie es que Setién ya marcó su estilo. El cántabro le dio la responsabilidad a Ricky Puig para que destrabara la situación y el canterano si supo cómo hacer la tarea ya que su chispa en la cancha fue fundamental para que los blaugranas abrieran los espacios y con un taco de Vidal a Messi si pudo vencer el pórtico defendido por Rui Silva, quien había tenido una destacada actuación.

El Granada quedó con las ganas y Setién pasó la prueba. Es verdad que su equipo no mostró su mejor cara, pero como entrenador supo leer el partido y con sus variantes se ganó los tres puntos. @Mundiario