Messi, cuando seas padre, comerás huevos, y Cristiano Ronaldo, Balón de Oro

crpepe--644x362
Cristiano y Pepe jugueteando.

Pepe ratifica a un refranero que rara vez se equivoca aunque todos supiésemos que Cristiano Ronaldo ya era padre y que, posiblemente, ya se haya comido algún huevo que otro.

Messi, cuando seas padre, comerás huevos, y Cristiano Ronaldo, Balón de Oro

Ni ganar la Liga, ni la Copa, ni el Mundial de Clubes, ni la Supercopa de Europa, ni siquiera si hubiera ganado la Copa Centenario o anotado más goles que Chitalu en sus mejores tiempos haría posible que Messi revalidara el Balón de Oro que la FIFA entregará el próximo mes de enero en Zurich. No hace falta ni que se dispute lo que queda de año. El trofeo ya tiene ganador y no será otro que Cristiano Ronaldo, que pese a su lamentable temporada, ha hecho méritos extradeportivos suficientes para llevarse el galardón por aclamación.

Las declaraciones exclusivas de Pepe – nombrado mejor jugador de la Final de la Eurocopa por el mérito de haber sobrevivido sin cintura toda la prórroga tras un regate de Gignac – a un periódico portugués son concluyentes: “Vi a Cristiano recibir muy bien a los jugadores nuevos que llegaron, trató a todos por igual, a los chavales y a los no tan chavales, y ayudó a crear un ambiente familiar”, relató a un diario luso el patrocinado por el Visir de Chamartín.

Si a actitudes extraordinarias como la de ‘recibir bien a los jugadores nuevos’ y ‘tratar a todo el mundo por igual’, le añadimos su triple a lo Stephen Curry con un micro, su demostración de hombría jugando lesionado tres inacabables minutos durante la final de la Euro, el partidazo que se marcó en la final de Champions League, sus dos topless y el record del mundo de viajes a Marruecos en seis meses, no nos queda ningún género de duda sobre la candidatura única de Mister Portugal al prestigioso trofeo individual.

Una actitud paternal que, junto con la chilena, era lo único que le faltaba a Cristiano Ronaldo para completar un carrera intachable, no como la del enano capo y defraudador de Hacienda, culpable por acción y por omisión de la existencia de 2.7 millones de niños pobres en España. Y aunque no juegue al fútbol una castaña, convertido en padre de la familia nacional portuguesa, pues en enero se comerá unos huevos suizos fritos en la fotogénica coronilla de sus dos ‘tinos’ favoritos: Infantino y Florentino. @SirDanielC

> Este artículo también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es

 

Messi, cuando seas padre, comerás huevos, y Cristiano Ronaldo, Balón de Oro
Comentarios