¿Se merece Novak Djokovic ser tratado como un delincuente en Australia?

Djokovic, el número 1 del tenis mundial. / RRSS
Djokovic, el número 1 del tenis mundial. / RRSS
El tenista serbio y número 1 del ranking de la ATP se encuentra aislado y a la espera que un tribunal decida si podrá permanecer en el país oceánico y disputar el Abierto de Australia.
¿Se merece Novak Djokovic ser tratado como un delincuente en Australia?

¿Cual fue el delito del tenista serbio? La llegada de Novak Djkovic a Melbourne ha generado polémica y una llamativa situación, ya que el tenista número 1 del mundo habría logrado obtener una exención médica para participar en el Abierto de Australia, sin embargo se conoció que un error en su visado le impedía el ingreso al país oceánico y las autoridades gubernamentales decidieron retenerlo en el aeropuerto, fue escoltado por dos policías, se le negó el uso de su teléfono móvil y no se le permitió comunicarse con nadie. 

Este caso hay de analizarlo desde varias vertientes, no se trata de defender a Novak Djkovic por lo que representa, es decir, por ser un deportista de élite, hoy por hoy el número uno del tenis mundial, sino porque independientemente de ser una figura conocida es un ciudadano y se rechaza el trato recibido de parte de las autoridades aeroportuarias y gubernamentales de Australia. 

Mi intención tampoco es criticar al país oceánico por exigir un visado y una serie de protocolos para el ingreso a sus ciudades, es totalmente válido que puedan controlar y reducir los contagios por coronavirus, por supuesto quienes deseen ingresar a Australia deben cumplir con todos los requisitos, tramitar el visado correcto, tener el esquema de vacunación completo y aprobado por el país a visitar y en su defecto presentar la llamada exención médica como intentó Djokovic. 

Pero, ¿Qué ocurrió exactamente con el tenista serbio? Novak Djokovic no está vacunado, él se ha mostrado en contra de las llamadas vacunas contra la covid-19, sin embargo, hay que recordar que el número 1 de la ATP se contagió en 2020 y desde entonces se ha negado a vacunarse, solicitó la exención médica al considerar que ya había generado los anticuerpos y poder ingresar a Australia. 

Novak Djokovic, aspira sumar su Grand Slam 21 y ser el máximo ganador. / Archivo MundiarioNovak Djokovic, aspira sumar su Grand Slam 21 y ser el máximo ganador. / Archivo Mundiario

Desde el comité organizador del Grand Slam de Melbourne habrían dado el visto bueno para la participación del serbio, sin embargo, esta decisión generó revuelo en el resto de los tenistas participantes, así como ciudadanos australianos, lo que obligó la intervención del gobierno junto a un comité de expertos independientes, quienes de inmediatamente comenzaron a especular con ciertas trabas para impedir el ingreso de Novak a Melbourne. 

No es un delincuente

Si efectivamente Novak Djokovic cometió un error al momento de solicitar el visado y por ende no podía entrar al país oceánico, eso se entiende y se acepta, lo más razonable es que al momento de ingresar al país se cumpla con notificarle que no puede ingresar y que tendrá que ser deportado e inmediatamente reubicarlo en un vuelo de retorno al país de origen o cualquier otro destino.

Aquí me detengo, porque precisamente condeno la forma en que fue tratado el deportista, incluso la situación motivó la intervención del embajador de Serbia en Australia, amén de las amenazas del padre del tenista quien instó a los seguidores y aficionados de Novak a salir a la calle a protestar y exigir la liberación del número 1 de la raqueta mundial. 

Novak Djokovic ya sufrió el coronavirus en 2020 / Twitter ATPNovak Djokovic ya sufrió el coronavirus en 2020 / Twitter ATP

Asimismo trascendió que Novak Djkovic fue trasladado a un hotel para refugiados sin visa, no se le permitió recuperar sus pertenencias, es decir, su equipaje, documentación entre otras cosas, en el Park Hotel de Melbourne deberá permanecer hasta tanto se resuelva su situación con el visado, es decir, un juez analizará el caso, incluso evaluará si la exención médica es válida o no, que en caso de no ser aceptada el tenista será deportado inmediatamente, no podrá jugar el Abierto de Australia y corre el riesgo de no poder ingresar al país durante tres años. 

¿Quién es responsable de la situación?

No pretendo ser juez, tampoco verdugo, simplemente hay que analizar y observar la situación desde diversos ángulos, porque desde hace meses atrás, es decir, a finales de 2021 se informó a todos los tenistas que tenían que contar con el esquema de vacunación completo para poder participar en el Abierto de Australia, justamente era de público de conocimiento que Novak Djokovic no estaba vacunado, es decir, ya su participación en el primer grande del año 2022 estaba condicionada, entonces: ¿Por qué se le extendió la invitación?

Sin ser repetitivo, se le informó que podía presentar una exención médica, pero ante el riesgo de no ser aceptada lo más prudente debió ser mantener la norma de solo aceptar deportistas y sus acompañantes totalmente vacunados, por lo que Novak no iba a participar en dicho torneo, claro está, el comité organizador no estaba dispuesto a dejar por fuera el número 1 del tenis, había mucho en juego, patrocinio, prestigio, marketing y demás intereses en juego. 

¿Se pudo evitar la situación? Claramente, lo mejor era mantener las normas claras y firmes, no aceptar ningún tenista no vacunado sin excepciones, porque incluso a la tenista rusa Natalia Vikhlyantseva, se le negó participar en el torneo a pesar de estar vacunada, solo que ella recibió las dosis de Sputnik V y para el gobierno australiano esta no la habilita para entrar al país. Esta situación también desató más controversia sumada a la ya generada por el caso Djkovic. Desde mi punto de vista quedó en evidencia que el poder político y económico siempre se impone. 


Quizás te pueda interesar: 

Rafael Nadal le da durísimo a Djokovic por no vacunarse


Aplausos para Novak Djokovic

Ante esta situación que se ha presentado por el caso Djokovic, muchos me preguntan ¿Cuál es mi postura? o qué opino acerca de que él no esté vacunado, y realmente no puedo negar que lo apoyo y hasta lo aplaudo, primeramente porque como ciudadano es libre de decidir si quiere o no vacunarse, las vacunas contra la covid-19 originalmente no eran obligatorias sino voluntarias, asimismo, puedo entenderlo que él como deportista de élite considere que su salud pueda estar en riesgo al recibir la vacuna, aun cuando la comunidad médica internacional confirme y reafirme que es totalmente seguro colocarse las tres dosis. 

Hay que recordar que en abril de 2020 el propio "Nole" - como se le conoce también - fue enfático con respecto a la vacuna: "Personalmente me opongo a la vacunación, y no quisiera que alguien me obligara a vacunarme para poder viajar". Y para ese entonces la pandemia apenas comenzaba y ni siquiera se hacía mención a una posible elaboración de las vacunas, es decir, en cierto modo Novak ya tenía claro que esto podía pasarle. 

La exenciones médicas aprobadas por Australia (Con información del diario AS)
1. Deportistas con enfermedades cardíacas inflamatorias, agudas o de de insuficiencia, por su posible reacción a la vacuna.
 2. Deportista que presente fiebre reumática aguda o afecciones graves que podrían empeorar en el caso de inyectarse la vacuna.
3. Infección confirmada por PCR o el haber sufrido algún efecto adverso durante la administración de una dosis anterior, por lo que le exoneraría de esta vacunación.
4. Personas que sufren trastornos del desarrollo o problemas de salud mental por el posible efecto que podría causar las vacunas en ellos.

Probablemente Djokovic presentó la documentación para aplicar por alguna de estas exenciones, sin embargo, la visa fue negada, por ello se espera que el lunes un juez y un grupo de expertos revisen el caso y determinen si puede quedarse o no en Melbourne y disputar el Abierto de Australia.  Y finalmente reitero, "Nole" no merece ser tratado como un delincuente. @mundiario

¿Se merece Novak Djokovic ser tratado como un delincuente en Australia?
Comentarios