En Memphis hay un caudillo llamado Gasol

Marc Gasol
Marc Gasol. / NBA

El pivote catalán es el hombre franquicia de un club, que literalmente depende del gigante de 2,16 metros, que al pasar de los años se ha convertido en uno de los mejores internos de la NBA.

En Memphis hay un caudillo llamado Gasol

Si un equipo depende de un jugador, esa franquicia es Memphis. El quinteto estadounidense vive por y para Marc Gasol, quien al pasar los años se ha convertido en el líder de un club que aspira a grandes cosas. El catalán domina literalmente todas las estadísticas de la plantilla y es el referente de un equipo que lucha por mejorar (7-11) lo hecho hasta ahora en la temporada regular.

Marc recaló a Memphis con la misión de tapar el hueco que dejó su hermano mayor cuando decidió marcharse a los Lakers para ganar títulos. El joven interno se fue ganando de a poco el respeto de una liga que le veía como el típico centro europeo lento y de gran envergadura.

Con el pasar del tiempo, el catalán fue mutando y se ha convertido en uno de los mejores puestos cinco de la NBA, mezclando un juego interno explosivo y la capacidad de hacerse sentir en el perímetro con su disparo. Los números no mienten. De las cinco principales estadísticas el estelar de la selección española domina en cuatro.

Gasol es líder en puntos con 19. 1, también domina los tableros con 9.3 rebotes, las asistencias con 4.3 y bloqueos con 1.7.

Esto solo demuestra que el hispano es un jugador total, capaz de asumir roles dentro del parqué y además se convierte en bujía cuando es necesario. Los guarismos que ostenta, sin duda le hacen merecedor, de por lo menos de ser considerado para el “Más Valioso” de la temporada, pero lamentablemente la irregular zafra de su equipo le ‘resta’ meritos.

Marc ya tiene un nombre propio en una competición tan exigente como la NBA, convirtiéndose en una pieza polivalente capaz de jugar y hacer jugar a sus compañeros.

En Memphis hay un caudillo llamado Gasol
Comentarios