Mbappé sigue justificando con goles su estatus de crack

Kylian Mbappé, celebra con el PSG. @PSGinside
Kylian Mbappé, celebra con el PSG. / @PSG_inside

El delantero francés suma tres goles y dos asistencias en cuatro partidos lo que le convierte en el principal referente de un PSG que no contó este sábado con Neymar Jr. y Messi.

Mbappé sigue justificando con goles su estatus de crack

Está intratable. Kylian Mbappé inició la temporada en altas revoluciones y en un nivel físico-táctico espectacular. El francés de 22 años anotó en la goleada de 4-0 del París Saint German ante el Clermont en una jugada de fantasía en la que hizo la diagonal perfecta, ganó la posición con velocidad y definió a lo grande al burlar al portero y anotar de zurda.

Mbappé vale lo que pesa en oro. Él lo sabe y por eso no quiere renovar pese a que la última de las seis propuestas del club parisino lo colocaría como el jugador mejor pago de la plantilla y del mundo. Ese salario estaría justificado pero el francés, campeón del mundo en 2018, prefiere ir al Real Madrid ganando mucho menos.

Este sábado el jugador nacido en París volvió a mostrar su gran nivel en una jugada de cinco segundos. Al minuto 55’ partió de derecha al centro en una diagonal fantasma, mercándole el pase a Julián Draxler. Con ese movimiento rompió el fuera de juego y se colocó de frente al arco. Lo siguiente fue ganar la posición a pura velocidad, no fue necesario forcejeo o cuerpo a cuerpo, los dos centrales ya le estaban viendo el número y todavía no había tocado el balón. El portero Arthur Desmas no tuvo más remedio que salir achicar. ¡Gran error! Mbappé se lo sacó de encima entrando al área grande con un toque sutil con su pie derecho y luego con el arco batido anotó con un remate de izquierda.

El gol fue una fantasía que solo los grandes jugadores pueden convertir en realidad. Lo siguiente fue una soberbia celebración con los brazos cruzados, sonrisa perfecta y abrazos eternos. La afición del PSG se reconcilió con su ídolo. ¿Qué debe sentir un muchacho de 22 años que tiene a su ciudad natal de rodillas ante él? Sin duda una gran satisfacción. Se le nota en el brillo de sus ojos y en el rostro de felicidad.

Messi, que recién llegada de una gira de tres partidos con Argentina, miró el compromiso desde la tribuna. Mientras Mbappé siga sin renovar cada gol suyo es una despedida. Hasta ahora lleva tres goles en cuatro partidos, además de dos asistencias. El año pasado terminó con 42 anotaciones en 47 partidos para ser el MVP de la Liga. @mundiario

Mbappé sigue justificando con goles su estatus de crack
Comentarios