Mbappé intenta imponer un nuevo orden en el fútbol mundial

Lionel Messi y Kylian Mbappé en un partido de la Champions League. / Archivo Mundiario
Lionel Messi y Kylian Mbappé en un partido de la Champions League. / Archivo Mundiario
Su fichaje por el Real Madrid o su renovación por el PSG marcará un antes y un después, en las negociaciones entre clubes y futbolistas.
Mbappé intenta imponer un nuevo orden en el fútbol mundial

Kylian Mbappé adelantará la decisión sobre su futuro. Este 22 de mayo, el mundo sabrá el destino del jugador de 23 años, que tiene en vilo especialmente a las aficiones de los dos clubes involucrados. 

Fayza Lamari anunció que las negociaciones se terminaron y que ahora queda la decisión definitiva que está en manos de su hijo. La progenitora del futbolista dijo a Kora Plus lo siguiente:. "Las dos ofertas, la del PSG y la del Real Madrid, son casi idénticas. En el Real, mi hijo tendrá el control de sus derechos de imagen. Ahora esperaremos su decisión...Las dos ofertas no difieren mucho y estamos esperando a que Mbappé elija lo que quiera".

Todo esto parece sacado del guión de una película de suspenso. La zozobra tiene al borde de un ataque de nervios a loshinchas, productores de los programas de televisión, periodistas, personalidades de las redes sociales entre otros, que ven cómo este asunto se está convirtiendo en un show mediático, como el que ofrecieron en el pasado figuras como Antoine Griezmann y LeBron James. 

Kylian se presentará este domingo en el programa Teléfoot para dar a conocer su elección definitiva, tras finalizar la última jornada de la Ligue 1 Sin importar lo que ocurra, ese día marcará un antes y un después en la historia del balompié.

Si todos los rumores que circulan son ciertos, en nada quedarían las imposiciones de Lionel Messi, que eran simplemente inviables para la salud financiera de un club, porque lo que pone sobre la mesa el campeón de la Ligue 1 es un auténtica gamberrada: 300 millones de prima, 100 millones netos por año y el poder para tomar decisiones dentro de la plantilla. T

Teniendo en cuenta el carácter de Florentino Pérez intolerante ante cualquier situación que pueda perjudicar los intereses del Madrid, que siempre antepone el club antes que los futbolistas (casos CR7 y Sergio Ramos), se duda que realmente acepte el último apartado sobre las decisiones meramente deportivas. 

Quizás ceda en los derechos de imagen, pero por algún lado los merengues tienen que sacar beneficios que le reporten dinero en grandes cantidades, de lo contrario sería un sinsentido esta operación. @mundiario

Mbappé intenta imponer un nuevo orden en el fútbol mundial
Comentarios