Buscar

MUNDIARIO

Maria Sharapova dice adiós a las canchas de tenis

La que fuera una de las mejores tenistas del mundo, se retira en lo más bajo de su carrera teñida por escándalos de dopaje.
Maria Sharapova dice adiós a las canchas de tenis
Maria Sharapova. / @mariasharapova
Maria Sharapova. / @mariasharapova

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

A sus 32 años Maria Sharapova o Masha como la llaman sus fans, anuncia su retirada definitiva de las canchas de tenis. Tristemente lo hace cuando su carrera está en lo más bajo y su nombre se asocia más a escándalos de dopaje que a los éxitos que consiguió luego de haberle ganado a Serena Williams con solo 17 años.

Sharapova se decidió por el sector que no le ha dado la espalda, el de la moda, para anunciar su retiro por medio de las pubilicaciones Vanity Fair y Vogue.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tennis showed me the world—and it showed me what I was made of. It’s how I tested myself and how I measured my growth. And so in whatever I might choose for my next chapter, my next mountain, I’ll still be pushing. I’ll still be climbing. I’ll still be growing. Tennis—I’m saying goodbye.

Una publicación compartida por Maria Sharapova (@mariasharapova) el

 

En la carta abieta, la extenista va relatando parte de su vida y su llegada al tenis cuando solo tenía seis años. Harían falta 11 años más para que la rusa ganara su primer Gran Slam con solo 17 años.

Sharapova asegura que su decisión se basa en su salud. Dice que ya no puede más y que las lesiones han terminado por jugarle encontra. Para muchos sigue siendo el ídolo que conquistó Wimbledon (2004) y un año después, a los 18, logró ser número uno del mundo. Pero no se contentó con eso porque la rusa logró el Gran Slam de carrera conquistando posteriormente el Open de Australia (2008), Roland Garros (2012 y 2014) y el US Open (2006).

Para otros es la estrella del tenis que les decepcionó en 2016 cuando dio positivo en una prueba de meldonio. Entonces aseguró que lo utilizaba por razones médicas y dijo que fue un error tanto de ella como de su equipo el no leer la nueva lista de sustancias prohibidas para los atletas lanzada por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) el 1 de enero del 2016.

 

La WADA no perdonó a Sharapova y le prohibió pisar las pistas por 15 meses, inicialmente 24, pero el Tribunal de Arbitraje Deportivo finalmente rebajó la condena. A pesar de esto, la carrera de la tenista se fue eclipsando principalmente por impedimentos físicos. No volvió a conquistar ningun torneo y puertas adentro, muchos de sus compañeros le dieron la espalda por considerar que hizo trampa. Sharapova dejó de ser un personaje atractivo para las marcas y poco a poco su estrella se ha ido apagando.

"Al dar mi vida al tenis, el tenis me dio una vida. Lo extrañaré todos los días”, asegura en su escrito. “Mirando hacia atrás ahora, me doy cuenta de que el tenis ha sido mi montaña. Mi camino se ha llenado de valles y desvíos, pero las vistas desde la cima eran increíbles”.

 

"El tenis me mostró el mundo, y me mostró de qué estaba hecho. Es cómo me probé y cómo medí mi crecimiento. Y así, en lo que sea que elija para mi próximo capítulo, mi próxima montaña, todavía estaré presionada. Seguiré escalando. Seguiré creciendo”, asegura la rusa.

"Al final, claro que mereció la pena. Mi fortaleza mental siempre fue mi arma más fuerte. Incluso si mi rival era físicamente más fuerte. Y al embarcarme en el siguiente capítulo, quiero que cualquiera que sueñe con sobresalir sepa que las dudas y el juicio de los demás son inevitables: fracasarás cientos de veces y el mundo te observará. Acéptalo. Confía en ti mismo. Te prometo que vencerás”, dice Sharapova tras casi 20 años de carrera. @mundiario