Marcelo: un capitán que se despide tras su quinta Champions y 25 títulos

Marcelo cierra su etapa como jugador blanco, pero espera seguir vinculado al club. / realmadrid.com
Marcelo cierra su etapa como jugador blanco, pero espera seguir vinculado al club. / realmadrid.com
No fue titular durante la temporada porque el brazalete de capitán lo portó Benzema el mayor tiempo posible. Sin embargo, el brasileño siempre demostró su entrega y compromiso. 
Marcelo: un capitán que se despide tras su quinta Champions y 25 títulos

Llegó el momento de decir adiós y Marcelo tuvo que despedirse de la afición entre lágrimas. El capitán blanco finalizó su etapa como jugador merengue tras 16 temporadas y 25 títulos, se dice fácil, pero para quien fuera el lateral izquierdo indiscutible durante varios años es toda una historia, un transitar de éxitos y también emociones, pero como todo ciclo tiene un fin. 

Marcelo Vieira da Silva Júnior, pero simplemente conocido como Marcelo, llegó al Real Madrid en la temporada 2006-2007 proveniente del Fluminense FC de Brasil, tuvo una breve aparición en 6 partidos con el uniforme merengue, pero no fue sino hasta la temporada 2008-2009 que tuvo mayor protagonismo con el entrenador Juande Ramos quien lo ubicó en el lateral izquierdo, en esa posición el futbolista carioca demostraría su verdadero talento e incluso a pesar de ser un defensor también tenía perfil ofensivo. 

Desde el 2011 se convirtió en el tercer capitán blanco tras la marcha de Mahamadou Diarra, ya que Iker Casillas y Sergio Ramos eran los primeros capitanes, sin embargo, en ese año Marcelo tuvo la oportunidad de portar el brazalete en un partido oficial de LaLiga frente al Getafe, partido que se disputó el 10 de mayo y que finalizó con contundente victoria de 4-0 para los blancos. 

Hablar del gran aporte defensivo y ofensivo de Marcelo durante su etapa como jugador blanco nos llevaría un sinfín de párrafos, por supuesto no sería una pérdida de tiempo recordar sus grandes momentos en cada temporada, más se puede resumir que en 16 campañas participó en 545 partidos, marcó 38 goles y regaló 101 asistencias. 

Por ello, este domingo durante las celebraciones tras la consecución de la decimocuarta Liga de Campeones, al capitán blanco se le pudo observar emocionado y con lágrimas en sus ojos, especialmente cuando entró al Santiago Bernabéu con la orejona en sus manos, se arrodilló ante los fanáticos que desbordaron el recinto blanco para ovacionar a los campeones y Marcelo recibió los abrazos de sus compañeros de equipo. 

También le dedicó unas palabras al club y a la hinchada, por supuesto su pequeño discurso fue una despedidas: "Es un momento maravilloso de mi vida, cierro un ciclo aquí, en el mejor club del mundo. Hoy no es un día de tristeza, pero es un día de alegría porque hemos ganado otra vez el mejor campeonato del mundo. Estoy muy orgulloso de mí y mi familia también lo está. Hemos vivido muchas noches mágicas juntos. Os digo una cosa, el futuro del Madrid está muy bien con los jóvenes. Hala Madrid".

Sin embargo, Marcelo manifestó que no se desligará del club, si bien no seguirá activo como jugador merengue, espera incorporarse a nuevas funciones en el equipo de sus amores: "Me voy de aquí muy feliz. Me han fichado para ganar títulos y lo he conseguido. Sé que no será el último día aquí, tengo que hacer otra cosa en el club".

Marcelo y su homenaje a la estatua de la diosa Cibeles. / realmadrid.com
Marcelo y su homenaje a la estatua de la diosa Cibeles. / realmadrid.com

Y como no podía ser de otra forma, el jugador que deja la marca de más títulos conquistados con el Real Madrid, fue el encargado de realizar el acostumbrado homenaje frente a la estatua de la diosa Cibeles: Marcelo le colocó una bufanda y una bandera del Real Madrid y ofreció el trofeo de la Champions desde lo alto. @mundiario

Marcelo: un capitán que se despide tras su quinta Champions y 25 títulos
Comentarios