Buscar

MUNDIARIO

El Real Madrid golea y humilla a un discreto Celta de Vigo (6-0)

El equipo merengue se despidió del Santiago Bernabéu con una contundente victoria, conducida por un magistral Gareth Bale.

El Real Madrid golea y humilla a un discreto Celta de Vigo (6-0)
Real Madrid, jugadores. / Elcomercio.pe
Real Madrid, jugadores. / Elcomercio.pe

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre los meses de febrero y abril de 2019. @mundiario

Este sábado, el Real Madrid se despidió del Santiago Bernabéu en una aplastante victoria ante un flojo Celta de Vigo. El encuentro correspondiente a la 37° jornada de la Liga Santander, tuvo como figura a Gareth Bale. Sin nada en juego y con la final de Kiev en juego, los merengues se aferraron al Príncipe de Cardiff para despachar al Celta.

El galés fue el guionista de la victoria madrileña. Con un doblete de ensueño, Bale comandó el ataque de los blancos, que se dieron un verdadero banquete (6-0) ante el conjunto de Vigo. Un partido que, con la ausencia de Cristiano Ronaldo y para los efectos de Zidane, no fue útil más que para comenzar a planificar la final de la Champions League.

Un Modric totalmente liberado en la medular y un Gareth Bale con espacios, condenaron a un Celta de Vigo víctima de sus propias imperfecciones. Y es que el festín daría inicio en mano de los ex 'spurs'.

Bale sería el encargado de aperturar el marcador a los 13 minutos de la primera parte. Tras un gran pase del croata, bailó a la defensa celeste y desenvainó un remate esquinado para el 1-0 del Real Madrid que, hasta entonces, no estaba haciendo un partido tan brillante. El doblete lo sellaría a los 30', nuevamente por el sector derecho, tras un recorte a Jonny y enviar el balón a la escuadra. Un auténtico golazo.

Isco anotaría el 3-0 que los llevaría al descanso ya con el partido sentenciado, tras un gran disparó desde la izquierda que acabaría en la red.

En el complemento, Achraf Hakimi (52), Maxi Gómez (74 en contra) y Toni Kroos (81) sellaron la goleada blanca.

El equipo merengue fue capaz de cambiar la deplorable imagen mostrada, el pasado miércoles, en el Sánchez Pizjuán, encontrando, así, en el jugador británico al ejecutor perfecto. Con sus dos goles, Bale ya suma 18 goles en la presente liga y le envía un claro mensaje a Zidane, quien lo ha marginado de las grandes citas. No estuvo ante el PSG, ni ante la Juve, ni siquiera fue la primera elección del francés ante el Bayern.

Lo cierto es que con este triunfo el Real Madrid gana sensaciones para afrontar la final de la Liga de Campeones, el próximo 26 de mayo, en Kiev, ante el Liverpool. @mundiario