Buscar

MUNDIARIO

Maldini se auto define como el “mayor perdedor de la historia”

El mítico defensa italiano lo comentó, luego de analizar que perdió una Copa del Mundo en 1994 y tres Ligas de Campeones y una Eurocopa.

Maldini se auto define como el “mayor perdedor de la historia”
Paolo Maldini, exjugador del AC Milan. / RRSS
Paolo Maldini, exjugador del AC Milan. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Maldini dejó una perla. A pesar de todos sus logros como futbolista, el exastro del AC Milan se autodefinió como el jugador "más perdedor de la historia" y todo esto al ver los títulos que dejó escapar en su carrera y los cuales aun le causan dolor. A pesar de ganar 26 trofeos en su carrera de tres décadas, todavía duele no haber podido lograr más coronas.

"Yo soy el jugador más perdedor de la historia. Gané muchísimo, cinco Copas de Europa, pero perdí tres finales de 'Champions', una Supercopa europea, tres finales de Intercontinental, una final del Mundial, una del Europeo, una semifinal de un Mundial, y podría seguir", dijo Maldini en una entrevista concedida a su excompañero de la selección italiana, Christian Vieri.

"Tuve la suerte de ganar mucho y vi estas finales perdidas como algo que forma parte del juego, acepté todo, honestamente", continuó el exjugador italiano, de 51 años. Maldini estuvo en el equipo italiano que perdió la Copa del Mundo en los Estados Unidos hace 26 años, cuando cayeron en la tanda de penales con la Brasil de Romario y Bebeto. También cayó en el último minuto ante Francia en la Eurocopa del año 2000.

"En la selección lamentablemente tuve grandes equipos, grandes ocasiones, pero al final perdimos por penalti. Y luego en 2006, cuando no estaba, ganaron por penaltis, es así", comentó.

"Cuando en 2006 (el seleccionador, Marcello) Lippi me llamó, le dije que no por respeto a (el anterior seleccionador, Giovanni) Trapattoni, al que ya había dicho que dejaría la selección. Cuando Italia ganó la final en Berlín contra Francia, pensé 'ok, tengo mala suerte'", sostuvo. @Mundiario