El Madrid y su pragmatismo vencen al Barça y su 'tiqui taca'

Vinícius Jr y Benzema celebran con Kroos y Asensio. @realmadrid
Vinícius Jr. y Benzema celebran con Kroos y Asensio. / @realmadrid

El 'pin-pan-pon' del Madrid venció al 'tiqui-taca' del FC Barcelona en un frenético partido digno de un clásico español que se resolvió en la prórroga con un gol de Federico Valverde. 

El Madrid y su pragmatismo vencen al Barça y su 'tiqui taca'

Transición demoledora. Federico Valverde, que entró en el segundo tiempo, anotó a pase de Rodrygo en el minuto 98’ y luego el Real Madrid resistió en defensa para mantener la ventaja y vencer 2-3 al FC Barcelona en la prórroga en partido realizado en el estadio King Fahd Stadium de la ciudad de Raid, Arabia Saudita, correspondiente a la semifinal de la Supercopa de España.

El equipo de Xavi Hernández sorprendió por el gran nivel exhibido. Demostró que los clásicos están para jugarlos sin importar como llegues o cuál es tu actualidad. El mensaje fue claro: El equipo culé puede competir. Salió con un 4-3-3 bien plantado y ganó casi todas las estadísticas del juego. Terminó, por ejemplo, con 54% de posesión, 88% de precisión de pases y nueve tiros de esquina. Incluso fue mejor que su rival en remates (20 contra 14), sin embargo, no tuvo efectividad en ataque y eso marco su destino.

El Madrid revolvió el partido con su pragmatismo y sus transiciones rápidas, todo a tres toques: Pin-pan-pon. Es lo contrario a la filosofía del tiqui-taca blaugrana. No importa cuánto tiempo tengas el balón, lo que importa es que tanto daño le haces al rival con el balón en tu poder. El 0-1, es un gran ejemplo. Benzema robo un balón en zona medular, recibió de Luka Modric al primer toque para luego enviar un pase preciso a Vinícius Jr. que le ganó en velocidad al central Eric García y la clavo de zurda en el ángulo de Ter Stegen. Un golazo de crack mundial propio del tercer jugador mejor valorado del mundo solo por detrás de Mbappé y Haaland.

 La Barça no se amilanó y buscó el arco de su rival. Esa es su gran virtud. Por eso se encontró con el 1-1 tras un despeje confuso de Militao que rebotó en Luuk De Jong pego en el palo y entro al arco de Courtois. El resto del partido ya es historia y se resume en el gol de Karim Benzema al 72’ y, de nuevo, el empate del equipo de Xavi esta de cabeza al 83’ cortesía de Ansu Fati.

Pero de nuevo en la prórroga el equipo blanco sacó su mejor carta y resolvió el compromiso con un contragolpe. Casemiro tomó el balón y abrió para la corrida de Rodrygo, el brasileño que tiene más sangre de extremo que de delantero centró el balón al punto penal por donde veía entrando Vinícius Jr. quien extrañamente la dejó pasar pese a tener espacio como para clavarla en un ángulo. El balón le quedó muy atrás a Benzema así que lo tomó Valverde que venía entrando como por el living de su casa, libre de marca y con el arco de frente.

Esta acción en el minuto 8’ de la prórroga y en el 98’ del total rompió el empate y dejó al Madrid por tercera vez en el partido arriba en el marcador por lo que decidió repetir la receta de esperar y atacar. Es la posición preferida del equipo de Carlo Ancelotti, se siente muy cómo esperando al rival para luego atacarlo con la rapidez de una víbora y la tenacidad de un felino. Muy pocos rivales pueden salir bien librados y esta vez la víctima fue el equipo culé con un 2-3 muy digno, tomando en cuenta que está en plena reconstrucción de su plantilla.

A la contra hay que saber jugar. No todos los equipos pueden hacer un gol en menos de cuatro toques: Pin, pan, pon. Este es el fútbol moderno que imponen los ingleses y que siempre exhibió Carlo Ancelotti. Atacar sin perder el equilibrio en defensa y hacer el mejor daño posible.

Con la victoria el Madrid se instaló en la final de la Supercopa de España que se realizará el próximo domingo ante el ganador del duelo entre el Athletic Club de Bilbao y el Atlético de Madrid, otro duelo de altos revoluciones entre dos rivales de garra acostumbrados a pelear hasta el final de cada compromiso. @mundiario

El Madrid y su pragmatismo vencen al Barça y su 'tiqui taca'
Comentarios