Buscar

MUNDIARIO

Al Madrid le sirvió un penal para olvidar una tarde irregular

El Madrid no presentó su mejor versión ante el Getafe, equipo que se envalentonó, y no pudo concretar. Sergio Ramos castigó y ahora la ventaja es de cuatro sobre el Barcelona.

Al Madrid le sirvió un penal para olvidar una tarde irregular
Sergio Ramos, celebrando el tanto del Real Madrid. / RRSS
Sergio Ramos, celebrando el tanto del Real Madrid. / RRSS

Se esperaba más del Madrid, pero el Getafe de José Bordalás apostó a sorprender, presionar, simplemente a darle una tarde para el olvido a un equipo merengue que tuvo la suerte de un penal pitado y la buena puntería de Sergio Ramos, quien sigue consolidándose como el líder indiscutido de un club que quieren ganar LaLiga tras tres años de sequía.

Fue un partido totalmente parejo. El Getafe se vistió de grande, de equipo curtido y no se amilanó por el ser el más pequeño de la Comunidad de Madrid, fue por los tres puntos porque los necesita, se arriesgó en los 90 minutos y apretó en todos los sentidos a un club merengue que se vio sorprendido por tanto vendaval azulón.

Si cotejamos los números, el Madrid fue superior solo en la posesión, de resto hasta en las tarjetas hubo paridad. Zidane buscó las variantes, para quebrar la propuesta de un equipo que llegó al Alfredo Di Stéfano para robar un poco de atención. El Getafe salió sin puntos, pero con el orgullo en alza, aunque el resultado le complica un tanto las cosas.

El Madrid vive de la renta, de un penal a Carvajal, totalmente legal, por cierto, que Ramos ejecutó con clase y maestría. No fue una victoria bonita, tuvo momentos de tosquedad, pero en las estadísticas terminan sumando tres puntos vitales para la consecución de una Liga que está reclamando el club merengue desde hace tres años. @Mundiario