Buscar

MUNDIARIO

Luis Suárez firma un triplete y la carta de despido de Lopetegui

El Barcelona fue muy superior (5-1) a un Madrid que recuperó durante 20 minutos algo de su fútbol vistoso. Luis Suárez hizo olvidar a Messi y se convirtió en el líder de los blaugranas.

Luis Suárez firma un triplete y la carta de despido de Lopetegui
El equipo del Barcelona celebrando la victoria. / LaLiga
El equipo del Barcelona celebrando la victoria. / LaLiga

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es un profesional del periodismo deportivo con más de 15 años de experiencia en medios de Venezuela y de España. @mundiario

Luis Suárez fue el verdugo de la era Lopetegui. El delantero uruguayo firmó un triplete para terminar la estadía del técnico vasco al mando de un Madrid que fue irregular. Los culés con una goleada confirman que los merengues necesitan otro aire, otra fórmula para recuperar el prestigio. Hay que confesar que Messi no hizo falta, sus compañeros lo hicieron todo. Ernesto Valverde puede estar tranquilo, que cuando regrese el crack argentino este Barcelona será mejor.

Los culés fueron superiores desde el inicio. Se apoderaron de la pelota y terminaron de desnudar las falencias de un Madrid que no supo jugar sin la pelota. Coutinho fue el primero en castigar, poniendo en evidencia que el planteamiento de Lopetegui no cuaja, por más ganas que tengan los jugadores.

La primera parte fue totalmente catalana. Sin atenuantes el Barcelona dominó los 45 minutos iniciales. Luis Suárez hizo pecar a Varane que sigue perdido y perjudicando a un Madrid que le urge un central. Vallejo tiene que demostrar ya porque el francés está ido. Con un penal ratificado por el VAR los blaugranas terminaron el primer acto con la ventaja 2-0.

Lopetegui hace los ajustes, pero no concreta

Lopetegui castigó a Varane y lo  sentó. Puso en la banda derecha a Lucas Vázquez, movió a Casemiro y le dio su lugar natural a Kroos. Allí el Madrid reaccionó y por algunos minutos fue superior a un Barcelona que se notó perdido. Lamentablemente los blancos perdieron las oportunidades y solo el gol de Marcelo maquilló el marcador.

El Barça se supo recuperar y golpe de contraataque sacó el partido y terminó por humillar a Madrid que se desplomó en el partido permitió tres goles en 25 minutos. Los culés terminaron celebrando con cinco goles sudamericanos.

Ahora los blaugranas se consolidan como líderes y el Madrid termina más hundido que nunca en la búsqueda desesperada de un entrenador. @mundiario