Lionel Messi, al borde del colapso: ¿Culpable del fracaso o víctima de la Argentina?

Lionel Messi, futbolista. / Asisucedegto.com.mx
Lionel Messi, futbolista. / Asisucedegto.com.mx

El rosarino siempre ha sido el principal objeto de las críticas ante cualquier derrota de la Albiceleste, sea o no su culpa. El partido ante Croacia, indistintamente de gustos y colores, nos dejó algo claro: al '10' le pasa algo muy serio.

Lionel Messi, al borde del colapso: ¿Culpable del fracaso o víctima de la Argentina?

La Selección Argentina tuvo un estrepitoso comienzo en el Mundial de Rusia 2018; un sobrio empate ante Islandia y una histórica derrota ante Croacia. La Albiceleste, sabe que tiene la clasificación cuesta arriba y no será nada fácil. Pero lo que vimos en el Nizhny Novgorod, ante los balcánicos, es apenas la punta del iceberg. En "Crónicas de una eliminación anunciada", mencionamos los serios problemas de raíz que tiene la selección y las catastróficas consecuencias de un cuasi proyecto que los que encabezan la AFA (Claudio Tapia, el primero) no han sido capaces de manejar. Podríamos hablar y encontrar cientos de culpables y sucesos a lo largo de estos últimos años (mucha tela por cortar), y todos nos van a conducir a la Selección Argentina de hoy. Pero, como siempre, todos señalan al mismo: Lionel Messi.

Messi, siempre ha sido el principal objeto de las críticas ante cualquier derrota del combinado andino, sea o no su culpa: ¿Sampaoli se equivoca en el planteamiento? Messi es el cuplable; ¿Sus compañeros no lo encuentran? Messi es el culpable; ¿No hay un jugador diferente que se asocie con él o le regrese una pared? Messi es el culpable. Resultan irónicos todos los juicios en su contra ("pecho frío", "no suda la camiseta") pues, cuando el '10' no está, la Selección es más caótica de lo que ya -de por sí- es. Y todavía más, cuando gracias a él es que hoy se dan el lujo de disputar la Copa del Mundo. Pero es que las críticas van más allá.

Leo no es ajeno a todo esto. Por el contrario, sabe la presión que recae sobre sus hombros cada vez que se enfunda la elástica de su país; una presión, que -ahora- está sobrepasando sus límites y, desde luego, pasará factura. Y es que no tuvimos que esperar que finalizara el duelo ante Croacia, para saber el calvario que vive 'La Pulga' con su selección. No había comenzado el encuentro, y un sólo gesto del astro azulgrana denotó la preocupante frustración que siente, aunque nadie lo ha logrado interpretar con exactitud. Pero eso sólo fue el comienzo.

Messi, tuvo una de sus peores presentaciones con la Selección Argentina. De manera insólita, en total, sólo tuvo la pelota 20 veces: tocó menos balones que Willy Caballero y estuvo el 84% del tiempo andando. Razón tuvo Jorge Valdano al afirmar que la selección juega como si no él existiera, pero no es menos cierto que -aunque algunos se puedan molestar- el rosarino, ayer, no estuvo como si estuviese jugando su cuarto Mundial.  Si nos vamos más atrás, ante Islandia, al menos, lo intentó una y otra vez, cosa que no sucedió frente a Croacia. Sin embargo, indistintamente de gustos y opiniones, hay un factor en común en el que todos coinciden: al '10' le pasa algo serio.

Apenas sonado el pitido final del compromiso, Leo abandonó el terreno de juego en un visto y no visto. Cabizbajo. Con la mirada perdida. En total silencio. Como muy pocas veces (quizás, nunca) lo hemos visto en el Barcelona. No levantó la mirada. La misma que tiene por el suelo. Como el alma, el corazón y las esperanzas de 40 millones de albicelestes, que se marcharon del Nizhny Novgorod deambulando como almas en pena. ¿Sería descabellado hablar del inicio de un colapso?

Ciertamente, hay mucha tela por cortar, pero eso quedará para después. Ahora, Nigeria le dio el aliento que tanto necesitaba una Argentina que, curiosamente, deberá vencer a los africanos -y esperar que Islandia no le gane a Croacia- para acceder a los octavos de final del campeonato del mundo. Este martes, en San Petersburgo, la Albiceleste tiene la opción de seguir soñando o hacer las maletas y volver a casa. ¿Lo peor de todo? Messi, ya ha dejado en claro que su continuidad en la selección depende (y mucho) de lo que pueda pasar en este Mundial. El mismo martes, sabremos el desenlace. @mundiario

Lionel Messi, al borde del colapso: ¿Culpable del fracaso o víctima de la Argentina?
Comentarios