La Liga de Fútbol Profesional puede ser la garantía perfecta para Hacienda

Logo de la LaLiga. / LFP
Logo de la LaLiga. / LFP

¿Tratamos de poner a los clubes de fútbol en manos de las entidades financieras? Pienso, por múltiples razones, que ni de lejos es la solución más adecuada recurrir a los bancos o a los grupos de inversión. LaLiga de Fútbol Profesional puede ser "El Banco del Fútbol".

La Liga de Fútbol Profesional puede ser la garantía perfecta para Hacienda

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) es el aval perfecto para los clubes que tienen graves problemas con Hacienda. Yo propongo una garantía que es  segura para la Administración pública, gratuita para las numerosas sociedades anónimas deportivas (SAD) afectadas y muestra de auténtica solidaridad de todos los integrantes de la Liga.

Es la síntesis de una idea que, hace unos tres años, le comenté a Javier Tebas, que lo vio con buenos ojos, en el momento que se abría una nueva etapa para el fútbol. Entonces estábamos en los albores de la venta conjunta de los derechos de televisión y ahora, cuando muchos clubs deudores del fisco se están jugando su supervivencia a cara o cruz en virtud de su ascenso (Real Murcia, Racing, Albacete...) o descenso (Mallorca, Elche...) creo que ha llegado el momento de hacerla pública e intentar ponerla en práctica.

A estos casos se añade que, en las últimas fechas, se han producido múltiples sentencias de altos tribunales europeos y españoles que dificultan aún más el cumplimiento de convenios con Hacienda, Seguridad Social y otras instituciones públicas. Son los supuestos de Valencia, Hércules, Deportivo de La Coruña, Valladolid, Osasuna, ... que se unen a otros muchos supuestos antiguos, entre los que destaca el esfuerzo del Atlético que, en pocos años, ha reducido muchísimo su deuda.

La guinda la ponen las múltiples declaraciones de presidentes que lanzan constantes S.O.S. porque o son incapaces de firmar convenios asumibles, o tienen graves dificultades para cumplirlos, o entienden que son de imposible cumplimiento. En modo alguno sería exagerado calcular que más de un 50% de las entidades futbolísticas profesionales tienen problemas importantes con Hacienda.

Entonces, ¿cómo resolver esta situación? ¿Tratamos de poner a los clubes de fútbol en manos de las entidades financieras? Pienso, por múltiples razones, que ni de lejos es la solución más adecuada recurrir a los bancos o a los grupos de inversión.

Augusto César Lendoiro. / marca.com

Augusto César Lendoiro, con los trofeos de los títulos oficiales del Deportivo de La Coruña.

Las dos razones clave

Reduciendo a dos las razones básicas para tal aseveración, diría que, en primer lugar, porque no sólo serían muy difíciles de convencer, sino porque sería muy costoso, si, de forma excepcional, llegan esas entidades a aceptar el riesgo a un largo plazo que no ahogue la vida económica de los clubes... y, en segundo término, porque, aparte de intereses elevados y cláusulas complejas, exigirían, entre otras garantías, la de los derechos de televisión, que actualmente representan una media superior al 85% de los ingresos anuales de los clubes en apuros.

A la vista de ello, ¿para qué conceder esa y otras garantías a empresas financieras si con la única de los ingresos televisivos el fútbol, y solo el fútbol, a través de la solidaridad de las SAD, a través de su patronal, es más que suficiente para resolver sin costes adicionales los problemas de los clubes en apuros.

¿Cómo se articularía el acuerdo con Hacienda? De forma sencilla. La seguridad de cobro para la AEAT la garantizaría la LFP con sus enormes ingresos procedentes de la mucho más que mil millonaria venta anual conjunta de los derechos de televisión

¿Cómo se articularía el acuerdo con Hacienda? De forma sencilla. La seguridad de cobro para la AEAT la garantizaría la LFP con sus enormes ingresos procedentes de la mucho más que mil millonaria venta anual conjunta de los derechos de televisión, y abonaría directamente al fisco las cantidades correspondientes con cargo a los pagos que la Liga deba realizar al club deudor por televisión, quinielas, y otros ingresos de la LFP.

De esta forma, cada club gozaría de mejor salud económica, y pagaría íntegramente su deuda en un plazo mucho menos exigente, gracias a encontrar en la Liga "El Banco del Fútbol", que, sin cobrar intereses o muy bajos, mostraría la imagen de un fútbol solidario entre los clubes y al día con la Hacienda española.

–––

Nota. Al lector le asaltarán preguntas cómo: ¿que ocurrirá en casos de descenso, desaparición, impagos, fundadores de la LFP en apuros,...? Todas ellas, y muchas más, tienen respuestas contundentes, pero las dejo para otro artículo para no hacer este interminable.

La Liga de Fútbol Profesional puede ser la garantía perfecta para Hacienda
Comentarios