El legado que nos deja Johan Cruyff es que se puede ganar y al mismo tiempo divertirse

Johan Cruyff, el holandés volador. / RRSS
Johan Cruyff, el holandés volador. / RRSS

El holandés ha sido un caso único en la historia del fútbol, ya que solo él consiguió innovar primero como jugador y después como entrenador.

El legado que nos deja Johan Cruyff es que se puede ganar y al mismo tiempo divertirse

Este jueves 24 de marzo nos dejó una leyenda, un mito, un loco que se atrevió a cambiar el fútbol y lo logró. Quitándonos los colores, seas culé, madridista, del PSV o del Ajax, sentiste una gran admiración por Johan y sino por lo menos le tenías un gran respeto. 

711 partidos, 405 goles, 22 títulos y un gol imposible es lo que nos dejó como jugador. Pero más que nada Cruyff revolucionó la manera de jugar al fútbol. Con él en cancha no existían las rígidas e inamovibles posiciones. Cruyff, a pesar de desempeñarse como delantero, entendió que con sus capacidades técnicas y físicas no podía solo ser un 9 de área, debía ser más. Se abría a las bandas según pedía la jugada, retrasaba su posición y hacía de media punta. Algo similar a lo que hace Lionel Messi hoy en día, a ratos deberíamos preguntarnos si no lo aprendió de alguien más el argentino. Johan Cruyff como jugador estuvo a la altura de Maradona y Pelé. Al igual que el argentino y el carioca, Cruyff fue el jugador a destacar en la época que se desempeñó. 

Lo sorprendente de Cruyff es que fue un hombre multifacético. No sólo fue un excelente jugador, también fue un excelente técnico. 14 títulos en total ganados con su amado Ajax y Barcelona. Pero sin duda la joya que nos deja Johan Cruyff como legado es un nuevo estilo de juego. El que adaptó el FC Barcelona para ser más preciso. El famoso 4-3-3. Cruyff puso los cimientos en los que Guardiola construiría una de las obras más grandes de este deporte. Johan Cruyff está presente en el fútbol moderno como lo conocemos, en los extremos a perfil cambiado, en el juego de posesión, en el falso 9, en el juego al primer toque. 

¡Nos despedimos de ti Johan y te agradecemos por tanto! 

El legado que nos deja Johan Cruyff es que se puede ganar y al mismo tiempo divertirse
Comentarios