El Kickboxing es más que una disciplina deportiva en Gran Buenos Aires

Los alumnos de Kamikaze Dojo durante las rutinas de entrenamiento. / Foto Carlos E. Castellanos
Los alumnos de Kamikaze Dojo durante las rutinas de entrenamiento. / Foto Carlos E. Castellanos
Kamikaze Dojo espera convertirse en el referente de este arte marcial que se ha popularizado en el país suramericano, además es un lugar para la hermandad, el respeto y los valores.
El Kickboxing es más que una disciplina deportiva en Gran Buenos Aires

¿Por qué ha crecido tanto la práctica del Kickboxing en Gran Buenos Aires?, la respuesta podría estar primeramente ligada al auge provocado por algunas péliculas de los años 90, pero en la actualidad los jóvenes han tomado interés a esta disciplina deportiva gracias a eventos como Ultimate Fighting Championship (UFC) y la Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés), donde una de las especialidades que más resalta es el Kickboxing, por ello el deportista y ahora entrenador Marcelo Sergio Mendieta, espera ser un referente en la inmensa provincia bonaerense. 

Marcelo Mendieta fundó el Kamikaze Dojo, un espacio dedicado a la enseñanza y la práctica del Kickboxing, este es el fruto de un sueño, una visión que comenzó hace más de dos décadas cuando siendo un niño incursionó en las artes marciales, específicamente en el Taekwoondo, si bien ambas guardan relación con los golpes de puño y patadas, ambas tienen un origen distinto y por ende también difieren en torno a la práctica, la técnica, la filosofía y por supuesto la meta que desee alcanzar el atleta. 

Fue precisamente esa búsqueda de conectarse con una disciplina que lo motivara a superarse cada día, a enfrentar nuevos retos y a superarse a sí mismo, lo que motivó a Marcelo Mendieta para incursionar en el Kickboxing, justamente en una época en la que era poco conocida esta arte marcial en Argentina, justamente porque el deporte sagrado en este país es el fútbol, sin embargo, Marcelo apostó por encontrar otro camino deportivo y logró una conexión. 

Por ello, desde MUNDIARIO y especialmente de quien escribe estas líneas, quisimos conocer un poco más acerca de como de a poco se ha ido masificando la práctica del Kickboxer en Argentina y a través de gran amigo, deportista y prácticante de este deporte, Elías Ortigoza, pudimos conocer a Marcelo Mendienta y adentrarnos un poco su historia, los valores que inculca en su Dojo y también como espera ser un referente en esta disciplina, además ha logrado organizar eventos importantes y también realiza labores sociales con sus estudiantes. 

¿Por qué el Kickboxing?

- Comencé de muy chico con el Taekwoondo, si bien es un arte marcial y me gustaba prácticarlo, sentía que quería algo más, así que conocí a un referente como Juan Corralles, quien es un referente de la disciplina acá en Argentina y comencé a practicarlo, de inmediato me sentí cómodo y me conecté con la adrenalina que genera el deporte. Por supuesto también su aporte desde lo físico y saludable, ya que es muy completo, se combina cardio, fuerza, resistencia y eso me gustó.

¿Desde cuando comenzaste a enseñar?

- Fíjate, comencé de chico casi adolescente a practicarlo, a medida que me fui adentrando más en la disciplina, ganando torneos y profesionalizándome en esto, decidí que era el momento de trasmitirles a otros lo que he aprendido, pero más allá del deporte, es que se puedan conectar con los valores, el respeto, porque no es solo aprender a pelear, subirte a un cuadrilátero y golpear a otro, va más allá de eso, es mantener la disciplina, el entrenamiento, cumplir con un objetivo, una meta, que esto sea una motivación para los jóvenes. Ya tengo 37 años y desde los 23 estoy dando clases, incluso tengo 12 años con mi propio Dojo. 

¿Qué ofrece Kamikaze Dojo?

- Tal como te explicaba, mi intención no es solo enseñar un deporte, no es que vengan a aprender a pelear, aquí vienen adolescentes, chicas, gente joven y adultos también a ejercitarse, a entrenar, es un lugar de encuentro donde combinamos ejercios, rutinas de cardio previas y por supuesto se enseñan las técnicas, tipo de golpe con los puños, también las patadas, y sin duda que formamos peleadores que si bien están en una categoría amateur, también tenemos algunos que se quieren profesionalizar y por supuesto esa es nuestra misión también. 

Marcelo Mendieta (izq) junto a su esposa y alumnos del Kamikaze Dojo. / Foto: Carlos E. Castellanos
Marcelo Mendieta (izq) junto a su esposa y alumnos del Kamikaze Dojo. / Foto: Carlos E. Castellanos

Mientras Marcelo atendía nuestra entrevista, sus alumnos se organizaban para iniciar las prácticas, ya todos conocen la rutina, comienzas los estiramientos, calentamientos y posterormente se van organizando en parejas, cada quien se coloca sus respectivos guantes, protectores bucales y de cara y comienzan soltar algunos golpes, siempre bajo las pautas del entrenador.

El ambiente que se percibe en el Dojo es de respeto, pero también de camaradería, los chicos se están preparando para un torneo que los tiene a todos concentrados, algunos debutarán sobre el cuadrilátero, otros con más experiencia pelearán por un título amateur, también habrá peleas por cinturones (trofeo característico de esta disciplina). 

Hay mucha emoción por los preparativos del torneo, porque Kamikaze Dojo será por cuarta ocasión el organizador del evento, es la cuarta edición del "Torneo Kamikaze", ya que desde 2016 Marcelo Mendieta, junto a su esposa quien también es atleta profesional en esta disciplina y sus estudiantes decidieron proyectar este deporte con competencias de exhibición, abierta a todos los prácticamente de esta discplina, como condición tienen que ser categoría amateur, es decir, no profesionales, porque la idea es fomentar la proyección y masificación de esta arte marcial.

En el entrenamiento se percibe la intensidad y concentración de los peleadores. / Foto Carlos E Castellanos
En el entrenamiento se percibe la intensidad y concentración de los peleadores. / Foto: Carlos E Castellanos

Marcelo comentó que por cuarta ocasión realizará un torneo invitacional: "El primero que hicimos fue en 2016, no es fácil atraer a los atletas y a otros dojos para que se sumen a este proyecto, es un trabajo de mucho esfuerzo, logística, organización  y sobre todo de convencer a otros maestros para que traigan a sus estudiantes a competir, pero la idea es que de a poco podamos ser referentes en el desarrollo de estos torneos".

En 2017 logró llevar a cabo dos eventos con mucho éxito, entre 2018 y 2021 no se realizó ninguno primeramente por compromisos profesionales, ya que él compite como atleta profesional y también tenia que prepararse, por supuesto en 2020 y 2021 las restricciones ya conocidas por la pandemia limitaron la realización de este tipo de eventos masivos.

Marcelo Mendieta (der) junto a su alumno, Elías Ortigoza, repasan detalles de la organización del torneo. / Foto Carlos E. Castellanos
Marcelo Mendieta (der) junto a su alumno, Elías Ortigoza, repasan detalles de la organización del torneo. / Foto Carlos E. Castellanos

"Este 2022 consideramos que era el momento de retomar nuestro Torneo Kamikaze y vamos con todo, no es fácil, más tengo varias escuelas que confirmaron su presencia, no solo de acá de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, sino de otras provincias, ya que tenemos confirmados más de 13 peleadores de Corrientes, eso nos llena de orgullo, porque está llegando el mensaje, es decir, saben que el evento es de buen nivel para los atletas", expresó con emoción Marcelo Mendieta.

Tal como lo explicaba Marcelo, el torneo es categoría amateur, pero albergará a atletas principiantes, algunos de ellos debutantes y por supuesto algunos con recorrido en el ámbito amateur y también habrá peleas semiprofesionales. "Queremos que se conozca la escuela, el trabajo que hacemos y que vean que siempre hay una alternativa para los jóvenes, para que puedan fijarse metas, mantener una disciplina y por supuesto, alejarse de vicios y otras conductas que no llevan a ningún lado".

Los alumnos cumplen con las instrucciones que imparte su entrenador. / Foto Carlos E. Castellanos
Los alumnos cumplen con las instrucciones que imparte su entrenador. / Foto Carlos E. Castellanos

El gran evento será el sábado 23 de julio, en el Club Social y Deportivo El Inca, en la localidad de Francisco Solano, habrá premiaciones en cada pelea, se otorgarán cinturones amateur, también se entregarán copas. "Habrá peleas muy parejas, por eso inisistimos en que es un torneo amateur, pero con mucho nivel, quienes vengan a verlo como espectadores, sin duda alguna disfrutarán de un gran evento deportivo".

El Kickboxing y el trabajo social van de la mano

Por si fuera poco, Marcelo Mendieta también nos sorprendió con una gran labor que combina junto con sus clases, porque con la ayuda de sus alumnos, amigos, familiares y demás vinculados al dojo, también realizan la recolección de alimentos no perecederos y otros insumos que van destinados a la ONG Ayuda a Pueblos Originarios, quienes se encargan de distribuir todo lo recaudado a poblaciones vulnerables en los rincones más olvidados de Argentina. 

"Este es una labor voluntaria que nosotros hacemos, también la extendemos a todos aquellos que quieran colaborar con nosotros, cada aporte de alimento suma, para quienes asistan al torneo, pueden traer alimentos no perecederos, los mismos serán recaudados y posteriormente enviados a la ONG para su distribución", recalcó Marcelo. 

La gran familia Kamikaze Dojo. /  Foto: Carlos E. Castellanos
La gran familia Kamikaze Dojo. / Foto: Carlos E. Castellanos

El equipo de MUNDIARIO en Argentina, sin duda disfrutó de esta experiencia, en este rincón de la localidad de Francisco Solano en el partido de Quilmes, donde la camaredería, el respeto, la disciplina, los valores y por supuesto la pasión por un deporte como el Kickboxing se conjugan, la gran familia de Kamikaze Dojo, de la mano de Marcelo Mendieta y sus alumnos esperan continuar ayudando a otros a través de la actividad deportiva y la solidaridad. @mundiario

El Kickboxing es más que una disciplina deportiva en Gran Buenos Aires
Comentarios