Josep María Bartomeu desmarca al Barcelona de las marchas independentistas

Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona. / Twitter
Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona. / Twitter
El presidente promete que se celebrará el Clásico del miércoles pese a las convocatorias  a manifestarse hechas por la organización.
Josep María Bartomeu desmarca al Barcelona de las marchas independentistas

El Barcelona ha enviado un mensaje de reconciliación a las puertas del Clásico de la próxima semana. El club, desde siempre vinculado al movimiento independentista de Cataluña, ha defendido que se jugará el partido contra el Real Madrid y que si alguien llega a manifestarse en el Camp Nou, que lo haga de forma pacífica. Toda una declaración de intenciones de un equipo que nunca ha huido del debate sobre la independencia.

En su tradicional discurso navideño, el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, prometió que "se jugará el partido. No se volverá a aplazar". El mandamás del Camp Nou reconoció la complejidad de la coyuntura actual en la comunidad, pero que eso no los hará retroceder. "Estamos en un momento muy complejo, pero es compatible con la práctica del fútbol. Quien quiera que venga a hacer reivindicaciones pacíficas. Debe haber tranquilidad y normalidad. Será un partido con garantías. La gente puede venir con familia y amigos. El Clásico debe ser una fiesta del deporte, del civismo y de la tranquilidad", compareció.

Su mensaje llega un día después que la RFEF diera el visto bueno a la celebración del encuentro asegurando que la seguridad durante el mismo es competencia del equipo que lo hospedará. Antes, Tsunami Democrátic, una oganización proindependentista que ha llamado y organizado diversas manifestaciones en Cataluña desde octubre, muchas de las cuales han terminado en altercados violentos, había anunciado una convocatoria para aprovechar el partido contra el Real Madrid como escenario para una nueva congregación.

De momento la convocatoria del Tsunami Democrátic se ha quedado en eso, una convocatoria. No obstante, los altercados provocados por ella ya obligaron junto a otros factores a posponer este choque, que estaba inicialmente programado para octubre. Así las cosas, salvo un timonazo de último momento de las autoridades locales, el partido se jugará sí o sí. @mundiario

Josep María Bartomeu desmarca al Barcelona de las marchas independentistas
Comentarios