Desde Jordan hasta Nadal: la historia de una feroz competitividad

Jorgen y Nadal ganaron alguno de sus títulos con problemas de salud.
Jordan y Nadal ganaron alguno de sus títulos con problemas de salud.

Nadal ganó su título 22 de Grand Slam inyectándose anestesia en su pie izquierdo para aliviar el dolor, lo que hizo recordar cuando Michael Jordan jugó una final con 38 de fiebre.

Desde Jordan hasta Nadal: la historia de una feroz competitividad

¡Si se puede! Ganar no es negociable para los atletas forjados en el fuego de la alta competencia. ¿Pero qué atleta no piensa en ganar?, es obvio. Hay unos pocos, no obstante, cuya competitividad los desborda. Son estos inquebrantables, con talento de oro y actitud de acero que pasarán a la historia por convertir sus apellidos en sinónimos de los deportes que practicaron. Competidores naturales que pusieron en riesgo incluso, su propia salud para lograr sus objetivos.

"La única manera de poder jugar era dormir el pie. Hacer un bloqueo a distancia de los nervios con inyecciones de anestesia. El pie se queda con cero sensaciones, ni sensibilidad. El pie no puede ir a peor, si había el riesgo de hacer me daño en otra parte", declaró Nadal en la televisión francesa luego de ganar su trofeo 14 de Roland Garros y el 22 Grand Slam de su carrera, lo que lo convierte en el mejor tenista de todos los tiempos.

Esta competitividad de Nadal es digna de un campeón. A sus 36 años regresó luego de seis meses de inactividad y ganó los primeros dos torneos grandes del año: Abierto de Australia y Roland Garros, para sacarle dos títulos de ventaja al serbio Novak Djokovic y al suizo Roger Federer. Ahora Nadal reina en solitario y solo su estado de salud lo obligará a retirarse. Los médicos le aconsejan operarse lo que los sacaría de las canchas por seis meses.

"Eso lo tendría que hablar conmigo mismo, con calma, porque sería una decisión de vida, de saber si compensa estar medio año parado, sin seguridad de nada. Tendría que entender mejor las cosas para tomar esa decisión que ahora no estoy preparado para tomar", contó el jugador nacido en Manacor, Mallorca.

Nadal, ha decidido que no hará locuras, pero jugar infiltrado ya es una acción temeraria. Son contados con las manos los atletas que, conscientes del riesgo, salieron a darlo todo en busca de la victoria. Acá recordamos algunos de los más recordados

THE FLU GAME

Michael Jordan, en el quinto juego de la final de 1997..
Michael Jordan, en el quinto juego de la final de 1997.

Para la historia quedó el quinto partido de la serie final de la NBA entre Chicago Bulls y Utah Jazz de 1997. Michel Jordan jugó con un terrible estado físico: fiebre, escalofríos y cambio en la tonalidad de la piel. El esfuerzo fue tal que por momentos tuvo que ser ayudado por su compañero Scottie Pipen para mantenerse en pie.

Jordan estuvo en cancha durante 44 minutos y 17 segundos y terminó con 38 puntos, siete rebotes y cinco asistencias, además de tres robos, un tapón y tres pérdidas. Los Bulls ganaron su quinto título de la NBA, el penúltimo de una dinastía épica que coronó la figura del astro del baloncesto, para muchos también el mejor atleta del mundo. 

"Jugué hasta desmayarme. Entré y estaba casi deshidratado, y todo eso fue solo para ganar un partido de baloncesto. No podía respirar. Mi nivel de energía era realmente bajo. Tenía la boca muy seca", contó Jordan después del partido.

Las razones por las cuales Jordan llegó a ese estado es un misterio. Los síntomas eran parecidos a la de una gripe, pero minutos antes del encuentro estaba tirado en el piso del camerino en posición fetal aquejado por escalofríos y dolores estomacales. Incluso hay una teoría de una intoxicación premeditada por una pizza pedida 24 horas antes. Jordan pasó toda la noche con vómitos y llegó a superar los 38 grados de temperatura.

MARADONA Y SU TOBILLO

TOBILLO DE DIEGO MARADONA
Tobillo de Maradona durante el Mundial de 1990.

En el Mundial de Italia 1990 Argentina perdió la final 1-0 ante Alemania y Diego Armando Maradona jugó toda la segunda fase del torneo con el tobillo roto (Esguince). El “10” recibió una dura infracción en el tercer compromiso de la ronda de grupos ante Rumania y después jugó ante Brasil en octavos de final (1-0); Yugoslavia en cuartos de final (3-2 en penales); Italia en semifinal (4-3 en penales) y ante los teutones en la final con una grave lesión.

"Sólo un monstruo como él es capaz de salir a la cancha con el tobillo en las condiciones en las que estaba. En eso es ejemplo. Está al 20 por ciento de sus posibilidades y ni se le ocurre desertar", contó un día después el semanario El Gráfico acompañado de una foto del tobillo de Diego cuyo tamaño lo compararon con el de una naranja.

Ya Maradona había llegado al Mundial con algunas molestias ya que antes del debut ante Camerún se lesionó la uña del pie gordo del pie derecho e incluso llegó a entrenar descalzo porque no podía colocarse los zapatos de juego. Por este esfuerzo sus lágrimas el 8 de julio de 1990 tras caer ante Alemania están sembradas en el corazón de los argentinos.

“Varias veces me junté con el doctor y me dijo de no seguir jugando, pero yo no iba a dejar solos a los muchachos. Ellos me demostraban en cada partido que dejaban la vida y como capitán no me iba a bajar. Por eso me infiltraban cada partido, me sacaban jeringas de líquido. Yo sentía como que me agarraban el tobillo con una tenaza y me lo retorcían. Solo no sentía dolor en los 90 minutos, porque lo único que me importaba era dejar todo en la cancha”, contó el mismo Maradona en una entrevista publicada por el portal Infobae el 24 de junio de 2020.

EL CALCETÍN SANGRIENTO

Curt Schilling y tu histórico tobillo ensangrentado
Curt Schilling y tu histórico tobillo ensangrentado

El relevista Curt Schilling de los Medias Rojas de Boston quedó en la historia de las Grandes Ligas por lanzar con el tobillo lesionado y sangrando en los playoffs de 2004 ante los Yankees de Nueva York. Se jugaba la serie de campeonato entre estos eternos rivales y Schilling había perdido el primer juego, y recibió la confianza del mánager para abrir el sexto y decisivo juego al cual llegaban en desventaja.

El lanzador derecho se mantuvo en la lomita durante siete entradas en las que solo permitió una carrera y su equipo ganó 4-2 forzaron el séptimo compromiso y avanzaron a la Serie Mundial la cual también ganaron. El episodio pasó a la historia como “el calcetín sangriento” y mostró la competitividad de un lanzador que se retiró tres años después y que en 2014 venció incluso una batalla contra el cáncer de garganta, otro duro episodio que puso a prueba su gran capacidad para encarar y superar los desafíos.

SENNA EN BRASIL

Ayerton Seena no logró levantar el trofeo en el GP de Brasil de 1991
Ayrton Senna tuvo problemas para levantar el trofeo en 1991

Ayrton Senna ganó su primera carrera en Brasil en 1991 con un alto nivel de suspenso y agonía. El auto sufrió una falla en la caja de cambios y tuvo que completar las últimas 10 vueltas en sexta velocidad. Antes de retirarse aguantó los espasmos y calambres, generados por el cinturón apretado y la tensión de controlar el auto.

La lluvia dijo presente como para agregar más drama y al final Senna cruzó la meta en primer lugar. El desgaste físico fue tal que el brasileño tuvo problemas para levantar el trofeo en Interlagos, una pista que le había sido esquiva durante sus primeros siete años en la Fórmula Uno. "No fue la mejor victoria de mi vida, pero sí la que más luché", sostuvo Ayrton luego de una carrera que pasó a la historia como una clase de pilotaje.  

MESSI Y COURTOIS

tobillo de Messi
Tobillo de Messi en la semifinal de la Copa América 2021.

Si vamos a casos más reciente en 2021 Lionel Messi recibió una falta del colombiano Frank Fabra en la semifinal de la Copa América y el argentino jugó gran parte del segundo tiempo con el tobillo lesionado. La Albiceleste venció a la Selección Colombia 3-2 en penaltis, avanzó a la final y venció a Brasil para ganar el torneo.

El portero Thibaut Courtois, por su parte, fue la gran figura del Real Madrid en la final de la Liga de Campeones 2021/2022 la cual ganaron 1-0 ante el Liverpool. El belga acumuló hasta ocho atajadas, claves para mantener a su equipo con vida hasta que en el minuto 59’ Vinícius Jr. a pase de Valverde logró colocar el gol de la ventaja.

La novedad se supo después del compromiso; Courtois había disputado el compromiso con dolores en su pelvis por una pubalgia que arrastraba durante toda la temporada. El cuidapalos tuvo que jugar infiltrado y hasta ahora está evitando pasar por el quirófano.   

Thibaut Courtois también fue un héroe con sus constantes atajadas. / Helios de la Rubia - realmadrid.com
Thibaut Courtois, héroe en la final de Champions.

Jordán, Maradona, Senna, Schilling, Messi, Courtois y Nadal, tienen un lugar especial es la historia de sus deportes. Demostraron que no importa qué tan difíciles son las circunstancias. El esfuerzo y la competitividad no se negocia incluso en aquellos días en los que el cuerpo no acompaña a la mente. Esta inspiración contagiosa puede aplicarse en cualquier ámbito de la vida, porque cada uno de nosotros conoce el drama particular del partido que estamos jugando y las heridas que estamos superando.

La noche siempre es más oscura cuando el amanecer está cerca. Cuando estemos a punto de tirar la toalla y renunciar a nuestro objetivo, pensemos en los 44 minutos de Jordán en cancha con 38 de fiebre; los cuatro partidos de Maradona con el tobillo roto; las 10 vueltas de Senna con calambres en brazos, piernas y hombros; los 7 inning de Schilling con el dolor intenso en su talón; la semifinal y final de Messi con el tobillo lesionado; los 90 minutos de Courtois con dolores en su pelvis; y las dolencias de Nadal en los seis partidos de Roland Garros. ¡Si se puede! @mundiario

Desde Jordan hasta Nadal: la historia de una feroz competitividad
Comentarios