Buscar

MUNDIARIO

Joao Félix , el testigo de Griezmann y las dudas de Oblak

La nueva perla del club lisboeta, es el foco de atención de Miguel Ángel Gil para suplir a al 7 colchonero, que se irá el venidero 1 de julio, mientras que dentro del club el arquero esloveno aparentemente ha ventilado su preocupación por la falta de refuerzos de garantía.
 

Joao Félix , el testigo de Griezmann y las dudas de Oblak
La temporada del número 79 benfiquista ha llamado la atención de muchos en Europa. / RRHH
La temporada del número 79 benfiquista ha llamado la atención de muchos en Europa. / RRHH

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Hay un nombre que resalta sobre muchos en la agenda del Atlético de Madrid: Joao Félix. El precoz atacante del Benfica redondeó una campaña que lo ha convertido en el refuerzo idóneo para muchos en Europa; el Atlético de Madrid ha tomado buena nota de ello y por eso la maquinaria se ha movido en función de conseguir el fichaje.

En los principales periódicos deportivos, se habla de ofertas desde 80 millones de euros por el chico, pero para salir de Portugal hará falta un esfuerzo mayor porque la cifra para rescindir su unión con su actual club asciende a 120 millones, un número que es muy familiar para los colchoneros, porque es exactamente la que aparece también en la cláusula de Antoine Griezmann.

Parece una barbaridad que la antigua estrella del club de 28 años de edad, con una Copa del Mundo acuestas y con el valor contrastado de su rendimiento en la Liga y en Champions, cueste lo mismo que el futbolista lusitano, pero es lo que dicta el mercado y si los del Wanda Metropolitano no se atreven a ficharlo, seguro el Manchester City de Guardiola estará encantado de anexarlo a sus filas afrontado todos los gastos que ello implica.

La fecha clave muy seguramente será el 1 de julio, cuando Griezmann deposite el dinero en la Liga de Fútbol Profesional; a partir de ahí es cuando Miguel Ángel Gil se moverá, con dinero fresco (menos lo que le corresponde a la Real Sociedad por los derechos de formación). Si no es demasiado tarde, enfilarán esfuerzos hacia el juvenil portugués, algo que precisamente preocupa a más de uno, pero especialmente a Jan Oblak.

El cancerbero titular de Diego Simeone, se ha ganado galones gracias a su buen quehacer en los últimos años. Él es uno de los beneficiados de la salida de Grizzie, porque esa tajada del salario del galo se repartirá entre otros en el esloveno. Sin embargo, no todo es color rosa y a pesar de sentirse mimado por su aumento de sueldo, también ve como el club ha perdido en los últimos meses a gran parte de la línea de flote del proyecto.

Ya no están Diego Godín, Juanfran, Griezmann está próximo a irse y Lucas Hernández hace meses pertenece al Bayern de Munich. No es de extrañar que sienta incertidumbre porque los grandes nombres no terminan de llegar y muy a pesar que se concrete la llegada de Joao Félix, el verano del Atlético tendrá que cambiar mucho si no quieren que Jan Oblak se marche en 2020.@mundiario