Buscar

MUNDIARIO

Inquietud entre los grandes del fútbol español tras el escándalo protagonizado por Tebas

Un negocio de miles de millones, especialmente suculento para el Madrid y el Barça, ve su reputación amenazada en el mundo por una serie de incidentes en la 2ª División que ya afectan a la Primera, cuya composición para la próxima temporada está en el aire. Y en entredicho, la imagen del Santander.
Inquietud entre los grandes del fútbol español tras el escándalo protagonizado por Tebas
Javier Tebas. / Mundiario
Javier Tebas. / Mundiario

Redacción

Análisis de @mundiario

El escándalo protagonizado por Javier Tebas, presidente de LaLiga, ya inquieta a los grandes del fútbol español. Un negocio de miles de millones de euros, especialmente importante para el Real Madrid y el Barcelona, ve amenazada su reputación en el mundo por una serie de incidentes en la Segunda División que afectan ya a la Primera, cuya composición para la próxima temporada está en el aire. El papelón de Javier Tebas también compromete la imagen del Banco Santander, el primero de España en el mundo.

Lo que empezó siendo un incidente entre dos equipos de Segunda División ha derivado en un grave problema sanitario –ya se habla de un posible delito contra la salud pública– y en un alto riesgo para la imagen del fútbol español en el mundo. Tanto es así que su propia configuración está en entredicho, ya que no se sabe el nombre de uno de los cuatro equipos que jugarán la promoción de ascenso a Primera División.

Las normas del campeonato de la Segunda División obligan a que en las dos últimas jornadas todos los equipos implicados en ascensos, promociones o descensos jueguen el mismo día a la misma hora. Esto no se hizo en el caso del partido Deportivo de La Coruña - Fuenlabrada, al constatarse casos de coronavirus en los jugadores del equipo madrileño. A pesar de que pudo hacerlo, LaLiga eludió suspender toda la jornada, lo cual lesionó los derechos de varios equipos. Ahora se sabe que el presidente de LaLiga, Javier Tebas, tiene a su hijo trabajando para el Fuenlabrada y que él mismo le pidió dinero a este equipo madrileño a cambio de asesorarle.

Javier Tebas –un conocido ultraderechista– pidió 130.000 euros por asesorar al Fuenlabrada durante dos años a finales de 2018. Se suponía que era a cambio de "servicios de asesoría legal", según consta en el presupuesto firmado por el presidente de LaLiga de su puño y letra, destinado al grupo de empresas vinculadas al equipo madrileño y a cuyo contenido ha tenido acceso elDiario.es. El documento contradice la versión que el propio Tebas ha trasladado a la redacción del mencionado periódico digital sobre sus participación en negocios con empresas del sector.


Quizá también te interesa:

El presidente de LaLiga pidió 130.000 euros por asesorar al Fuenlabrada durante dos años

Si el fútbol español tolera las fechorías de Tebas no puede considerarse una cosa seria


En declaraciones a elDiario.es, Javier Tebas asegura que sus tratos con el equipo madrileño en el pasado le impiden tomar decisiones disciplinarias sobre un club que viajó este lunes a A Coruña para disputar un partido a sabiendas de que se había detectado un brote de coronavirus en su plantilla.

En el momento de plantear el acuerdo de asesoramiento al Fuenlabrada, donde está colocado su hijo, Javier Tebas ya era el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, cargo al que accedió en 2013 y en el que pretende quedarse, como mínimo, hasta 2024. Según el abogado y columnista de MUNDIARIO Xoán Antón Pérez Lema, el presidente de LaLiga aflora su mafiosa arbitrariedad al no suspender todos los partidos del lunes, lo cual es una amenaza para su futuro pero también para el prestigio del fútbol español en el mundo; especialmente en China.

La actividad económica de LaLiga de fútbol profesional genera un impacto económico anual equivalente al 1,37% del producto interior bruto (PIB) español, de unos 15.688 millones de euros, según un estudio elaborado por la consultora Price Waterhouse Coopers. El informe refleja que el impacto económico de LaLiga se ha duplicado en los últimos años. A su vez, su influencia en el empleo creció un 28% –de 140.000 puestos de trabajo a 184.600– y la recaudación fiscal un 41%, de 2.995 millones a 4.089 millones de euros. @mundiario

Un asunto que ya está en manos del Gobierno

Entre tanto, el Gobierno de España confirma que hubo negligencia del Fuenlabrada y LaLiga. Así, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ya emitió un comunicado en el que reconoce que el club madrileño y LaLiga no notificaron el brote pese a tener constancia y se saltaron el protocolo. El CSD admite que el equipo madrileño "incumplió el protocolo" y responsabiliza de ello a la patronal del fútbol que encabeza Javier Tebas. El club asesorado por el hijo de Tebas responde y acusa al CSD de "hacer acusaciones falsas de enorme gravedad".

Sobre el papel, Javier Tebas delegó el caso Fuenlabrada en un vicepresidente de LaLiga, entidad que dirigió una carta a los clubes en la que anuncia que su presidente se abstendrá en el asunto porque su hijo es asesor jurídico del club madrileño. En realidad, fue el propio Tebas quien entró en negocios con el Fuenlabrada.

Por su parte, la Federación Española de Fútbol dice que se siente engañada y piensa acudir a las últimas instancias posibles para que, de ser así, paguen los culpables. El primer paso ha sido abrir expediente al Fuenlabrada tras la denuncia del Deportivo de La Coruña. El Comité de Competición piensa esclarecer, en la medida de lo posible, todo lo sucedido. La denuncia se ha basado en los artículos 68 y 74 del código disciplinario de la propia Federación.

La infracción del Fuenlabrada –el equipo asesorado por la familia Tebas– podría suponer la pérdida de puntos y el descenso de categoría, decisión ya en manos del Comité de Competición.

Fernando Vidal. / Mundiario

Fernando Vidal. / Mundiario

El Deportivo de La Coruña exige paridad

En cuanto a la competición de Segunda División, según el Deportivo de La Coruña hubo margen para decidir una suspensión de la última jornada. Su presidente, Fernando Vidal, advierte ahora de que si no se repiten todos los demás partidos no se presentarán a disputar el que tienen aplazado con el Fuenlabrada, que ni siquiera tiene fecha. Todo va en espiral y la competición está parada, por lo que no se disputará el duelo de la promoción de ascenso a Primera División que debía enfrentar este jueves a Girona y Almería.

El Deportivo de La Coruña alega que no pudo defender sus opciones de permanecer en Segunda sobre el campo y en paridad con el resto de sus rivales. En consecuencia, al no cumplirse las normas de la competición, exige que no se consume ni su descenso ni el del Numancia. “Sus argumentos son lógicos y legítimos. Romper la simultaneidad de los partidos alteró la competición”, admite Joaquín Buitrago, presidente del Elche, club perjudicado porque si el Fuenlabrada suma un solo punto en el partido pendiente ante un rival supuestamente descendido como sería el Dépor le apartaría del play-off de ascenso a Primera División.

Tebas, en su propia telaraña

El ultraderechista Javier Tebas parece haber caído en su propia telaraña. No solo está en las cuerdas por sus decisiones en relación con el Fuenlabrada, la presión de sus propios socios de LaLiga y la inquietud que reina en el Banco Santander, el gran patrocinador de LaLiga española, sino también por la postura del Gobierno de España, expresada por el Consejo Superior de Deportes.

Javier Tebas tiene un grave problema con la finalización de la competición –la Segunda es llave de la Primera– y otro posiblemente penal con un cierto recorrido si se combina la trascendencia de no ejecutar el acuerdo del órgano colegiado de LaLiga respecto del horario único en las dos últimas jornadas con sus vinculaciones profesionales con el Fuenlabrada y el importante problema de salud pública que se ha creado, susceptible de convertirse en presunto delito si prospera la actuación solicitada a la Fiscalía por la alcaldesa de A Coruña, la socialista Inés Rey. @mundiario