Inglaterra - Dinamarca: Una cita con la historia y la motivación

Inglaterra - Dinamarca, un encuentro para hacer historia. / Twitter
Inglaterra - Dinamarca, un encuentro para hacer historia. / Twitter
Dinamarca puede presumir de tener en su palmarés un título europeo, mientras que Inglaterra nunca ha llegado a la final del torneo. Sin duda el ganador tendrá su momento de gloria.
Inglaterra - Dinamarca: Una cita con la historia y la motivación

Un partido histórico. Este duelo entre daneses e ingleses tiene mucho en juego desde el punto de vista histórico, pero también desde la actualidad. Por un lado la selección de los tres leones nunca ha llegado a una final de Eurocopa desde que se fundó el certamen, los daneses pueden presumir de su título conquistado en 1992 en Suecia. Este miércoles, el mítico estadio Wembley se prepara para otro gran encuentro, donde solo habrá un ganador y este regresará el domingo para pelear por el trofeo. 

Ambas selecciones llegan con realidades y actualidades distintas a esta instancia, especialmente la llamada dinamita roja danesa, que arrancó el torneo con una gran susto en su primer partido, el desvanecimiento de Christian Eriksen en pleno encuentro, un paro cardíaco que afortunadamente se solventó a tiempo, pero ese doloroso momento significó un antes y un después para los escandinavos. 

En la fase de grupos Dinamarca integraba el grupo B con Finlandia, Bélgica y Rusia. El primer partido, tal y como se recuerda quedó marcado por la situación de Eriksen y posteriormente la derrota ante una debutante Finlandia dejó tocada a la selección danesa. El siguiente rival se antojaba complicado, Bélgica, una derrota 2-1 que si bien no invitaba al optimismo, el equipo no perdió la fe y tras conocerse que Eriksen estaba recuperado y fuera de cualquier peligro, la tropa dirigida por Kasper Hjulmand goleó a Rusia 4-0 y logró la milagrosa clasificación a la siguiente fase. 

Dinamarca celebra la goleada frente a Rusia. / Twitter

En octavos el rival era Gales, la historia y los resultados estaban a favor de la dinamita roja y el resultado no defraudó a nadie, 4-0 y los daneses avanzaron a cuartos donde se impusieron 2-1 ante República Checa y siempre lucieron superiores en todo momento, incluso el partido lo controlaron tras colocarse 2-0 y a pesar que los checos intentaron acercarse se quedaron cortos. 

Los leones imbatibles 

El combinado inglés disputó la fase de grupos en el D, junto a Croacia, República Checa y Escocia. Por supuesto no era un grupo complicado pero si con rivales incómodos, sobre el papel estaba claro que la tropa de Gareth Southgate avanzaría primera en su grupo y así fue. 

Frente a los croatas el partido se saldó con 1-0, Raheem Sterling resolvió temprano para su selección; frente a Escocia, el resultado fue un sorpresivo empate 0-0, sus rivales británicos supieron contrarrestar la ofensiva inglesa, mucha presión sobre el capitán Harry Kane ante su falta de gol en dos partidos. Frente a República Checa otro 1-0 le permitió a Inglaterra cerrar como líder del grupo, con portería imbatida pero solo dos goles a favor. 

Harry Kane celebró eufórico su gol ante Alemania. / Twitter

Alemania fue el rival de octavos, si bien pintaba para ser un duelo más peleado y con mucha acción, se calificó como el partido más aburrido de esa jornada, finalmente los ingleses se impusieron 2-0 dejando por fuera a los teutones. Una complicada Ucrania fue el rival en cuartos, pero la garra de los leones se impuso en este duelo que culminó 4-0 con doblete de Harry Kane quien recuperó su olfato goleador. 

Duelos particulares 

Ambas selecciones se han enfrentado en 21 ocasiones entre duelos amistosos, eliminatorias, Mundiales y Euros, con saldo favorable para los ingleses con 12 triunfos, han igualado en 5 ocasiones y los daneses se han llevado la victoria 7 veces. Los tres leones han marcado 36 goles contra 20 de la dinamita roja. 

En Eurocopas se han visto la cara en cinco ocasiones, con dos victorias inglesas, dos empates y un triunfo danés. Este será el sexto encuentro de ambos conjuntos en el torneo del viejo continente y como es obvio tendrá un solo ganador. 

El mítico Estadio de Wembley en Londres será el escenario de este gran duelo, Inglaterra busca romper la maldición de las semifinales y llegar a su primera final, mientras que la dinamita roja ya levantó el trofeo en 1992, pero desde entonces no ha vuelto a llegar a una final, incluso su mejor actuación previa fue llegar hasta cuartos de final en Portugal 2004, ya que en la edición  2008 no participó, en 2012 cayó en fase de grupos y en Francia 2016 tampoco se clasificó. 

Los daneses quieren conquistar el trofeo en honor a Christian Eriksen, quien por cierto estará presente en el duelo final como invitado especial en el palco. Por su parte los ingleses jugarán en casa, lo que quizás los deja con cierta ventaja o favoritismo en este partido, pero todo se decidirá en 90 minutos, 120' o una tanda de penaltis. 

Cristian Eriksen, jugador de la Selección de Dinamarca. / Twitter

El pitazo inicial de este encuentro está pautado para las 21 horas. El ganador se enfrentará el domingo 11 de julio en este mismo escenario a Italia por la final del torneo. @mundiario

Inglaterra - Dinamarca: Una cita con la historia y la motivación
Comentarios