Honda podrá evolucionar su motor esta temporada o a lo mejor no: cosas de la FIA

Ron Denis y Jasuhisa Araj han presionado a la FIA para que modificase su criterio/f1.sk
Ron Denis y Jasuhisa Araj han presionado a la FIA para que modificase su criterio. / f1.sk

La Federación Internacional de Automovilismo abre una ventana para que Honda pueda evolucionar su motor, con unas condiciones que rayan el surrealismo.

Honda podrá evolucionar su motor esta temporada o a lo mejor no: cosas de la FIA

La Federación Internacional de Automovilismo abre una ventana para que Honda pueda evolucionar su motor, con unas condiciones que rayan el surrealismo.

Resulta sumamente curioso que una competición que presume de ser el gran espectáculo, y de una gran profesionalidad, zanje las polémicas con todavía más polémica. Así tras el vuelco reglamentario de 2.014 y aún sabiendo que un motorista se incorporaría un año más tarde, no han tenido el tiempo suficiente para elaborar un reglamento claro y objetivo. En una época de vacas flacas, donde los fabricantes se piensan dos veces las inversiones que hacen, no parece que la FIA esté por la labor de motivar a nadie más.

Así, lo que en teoría debería estar claro, se ha complicado todavía más. Según lo que indica el reglamento, debería entenderse que cuando un fabricante debuta iniciaría el proceso de cero. Es decir, un primer año con homologación de motor a 28 de Febrero, con cinco unidades de potencia, y un proceso de modificaciones del propulsor en las temporadas siguientes, partiendo de un 48% en la primera y 4 motores, hasta un 5% en la 5ª, donde quedaría congelado. Debido a que el reglamento no lo especificaba, las mejoras en temporadas sucesivas, podrían introducirse durante la temporada.

Reglamento híbrido

Pero como las cosas claras no crean polémicas, y las polémicas son las que alimentan al circo cuando no hay carreras, se armó el belén. Y es que la FIA tuvo la feliz idea de que Honda se adaptase al ritmo de los demás, es decir, le han quitado un año. Así en el último apéndice del reglamento se establecía que Honda se adaptaría de forma “progresiva” al calendario de los demás. Esa adaptación progresiva incluía el uso de sólo cuatro propulsores en la primera temporada, la congelación total que había sufrido el resto, y el hecho de que en 2.016 sólo podrán modificar un 32%, al igual que el resto de escuderías. Evidentemente los japoneses, que aunque sean correctos no son tontos, montaron en cólera, eso sí en estilo oriental. Así en un comunicado expresaban que se sentían preocupados ya que “Honda cree en la competencia justa por el bien de deporte y de nuestros fans”. Algo que dicho así, suena muy Light, pero que esconde la firme determinación japonesa de plantear batalla, donde se tiene que hacer, en los despachos. Así durante estos días no ha parado de haber filtraciones, de por donde Honda podría atacar a la FIA. Uno de los frentes sería, el impugnar las modificaciones que se hagan durante la temporada, ya que el famoso apéndice cuatro, que está tan bien redactado, deja lugar. Y es que pese a no hablar de fechas de introducción de las mejoras, sí dice textualmente que “los fabricantes no podrán homologar más de una especificación en la unidad de potencia”. Lo que quiere decir, que si un fabricante modifica el motor, tendría dos especificaciones durante la temporada, pese a que una de ellas fuese la del año anterior ya homologada. Un jaleo que llevaría al tribunal de apelación a tomar cartas en el asunto, y dejaría los resultados de la temporada en suspenso, hasta que hubiese veredicto.

“Solución” FIA

Pese a que a la FIA le gusta la polémica, prefiere que sea como los perfumes, en frasco pequeño. Así tratando de evitar que en la temporada se hable más de despachos que de carreras, han ideado una nueva fórmula para tratar de contentar a unos y a otros. Así durante 2.015, Honda saldrá con cuatro propulsores igual que el resto, pero podrán hacer modificaciones durante la temporada, a cambio de que en 2.015 se igualen al resto con un 38%.

Para que el resto de escuderías no se enfurruñen mucho, han ideado un sistema que las haga cómplices y culpables de lo que suceda, a cambio de meterles un pequeño gol. Así cada motorista, menos Honda, podrá modificar el 48% del motor, los famosos 32 puntos, cuando lo estime oportuno, notificando a la FIA cada modificación. Esta notificación cierra las posibilidades de modificar una y otra vez el mismo componente. A partir de la primera carrera, la FIA informará de cuantos “puntos” ha usado cada motorista y cuantos quedan pendientes de aplicar. Con los que queden pendientes, hará una media, y esos puntos serán los que pueda usar Honda. Es decir si a Ferrari le quedan 14, a Mercedes 16 y a Renault 12, la media sería 14, que son los que podría aplicar Honda.

En conclusión, los motoristas deberán decidir que “ventaja” quieren dejarle a Honda durante la temporada, aún a costa de introducir las mejoras antes de tiempo. Por su parte a Honda le favorece el hecho de que ahora sí, los fabricantes tengan que pasar una homologación a inicio de temporada, dejando selladas las piezas que se modifiquen. En cualquier caso, estamos ante un nuevo esperpento de la FIA, del que mucho me temo que no se ha terminado de hablar. 

Honda podrá evolucionar su motor esta temporada o a lo mejor no: cosas de la FIA
Comentarios