Hamilton pone en jaque a Rosberg tras la victoria en Monza

Rosberg Monza
La rotura de Rosberg deja el mundial en bandeja a Hamilton. / formulapassion.it

Nueva victoria del piloto inglés que se ve favorecida por la rotura del motor de Rosberg. El español Fernando Alonso no logra terminar tras una nueva avería en su McLaren.

Hamilton pone en jaque a Rosberg tras la victoria en Monza

Nueva victoria del piloto inglés que se ve favorecida por la rotura del motor de Rosberg. El español Fernando Alonso no logra terminar tras una nueva avería en su McLaren.​

 

La Fórmula 1 llegaba al circuito de Monza, un lugar histórico rodeado de un bosque idílico donde la velocidad es su razón de ser. Con puntas que superaban los 350 km/h, el motor se erigiría en el gran protagonista. Y cuando la potencia es fundamental, las escuderías propulsadas por Renault y Honda se echan a temblar. Más aún tras desayunarse con el anuncio de Mercedes, que había decidido utilizar los 7 tokens que les quedaban para esta temporada con una nueva especificación de motor. Ferrari, por su parte, echaba el resto y ponía los 3 tokens en su motor.

Así la clasificación no tendría más historia, si no fuese porque el motor de Rosberg no respondía de forma correcta. Debido a ello montaría el motor empleado en Spa, sin la dosis extra de potencia. Así Hamilton se paseaba hacia la pole, secundado por un sorprendente Raikkonen que superaba a Vettel. Rosberg sólo lograría la cuarta plaza, por delante de los dos Williams. Del resto poco más que decir, tras diversos cambios de componentes, las sanciones se acumulaban con frenesí. Hasta el extremo de que la parrilla no se confirmaría hasta horas antes de la carrera, puesto que había dudas de cómo aplicar las sanciones. Sirva como ejemplo que los Manor acabarían saliendo decimotercero y decimocuarto, por delante de los más sancionados.

La salida

Segunda salida de la temporada sin asistencia desde el muro y nueva sesión de nervios en la vuelta de calentamiento. En esta ocasión el mayor damnificado sería Kimi, que se quedaba clavado en la parrilla, al saltar el control anticalado. Rosberg se vería penalizado al estar justo detrás del finlandés, lo que le haría caer hasta la sexta plaza. Por delante Hamilton cabalgaba en solitario hacia la gloria, mientras Vettel lograba coger su estela, seguido por los Williams.

Por detrás lo habitual, salida frenética de Sainz y Alonso, el asturiano lograba recuperar cinco posiciones. Sainz por su parte adelantaría a cuatro monoplazas, aunque a costa de saltarse la primera chicanne, lo que le costaría una sanción de cinco segundos.

Otra de estrategia

Nico Rosberg lograría superar a Pérez, para situarse en quinta posición tras los Williams. Sin embargo superar a Bottas no era tarea sencilla, para ello poco le ayudaba haber montado el motor de Spa, un propulsor con muchos kilómetros y menos prestaciones que la nueva evolución. Así pronto empezarían los problemas de temperatura en los frenos, que le obligarían a ceder distancia con el finlandés. Y es que parece que el único talón de Aquiles de los Mercedes sea la temperatura de los frenos cuando ruedan en grupo, algo que no suele suceder.

Visto eso pasarían al plan B, es decir, buscar el adelantamiento por estrategia en la única parada, esa asignatura que se le da “tan bien” a Williams. Así el “undercut” estaba servido, en la vuelta 18 paraba Rosberg, una después Massa, y en la 22 lo haría Bottas. El resultado no hace falta explicarlo, Rosberg ya era tercero. Y es que en Williams conseguirán apropiarse del término “undercut” para su uso exclusivo.

Tensión en Mercedes

Con la única parada ya realizada, por delante las cosas estaban bastante claras. Hamilton dominaba con mano de hierro la carrera, dejándole medio segundo por vuelta de propina a Vettel. El alemán, mas pendiente de las evoluciones de Rosberg, estaba encantado de haberse conocido, consciente de que no tenía más que hacer. Por detrás Raikkonen trataba de contener la hemorragia escalando posiciones, mientras que los Williams seguían preguntándose como podía ser que Rosberg antes estuviese detrás y ahora delante sin haberlo visto pasar.

La tranquilidad se rompía en la vuelta 48, en pantalla empezaban a verse caras largas en el box de Mercedes. Nadie se explicaba lo que estaba pasando, mientras que una rápida conexión de radio con Hamilton le indicaba que sacase el martillo y echase a volar. El inglés seguía las instrucciones a rajatabla, enlazando vueltas rápidas sin saber por qué. Horas después se sabría que las presiones de los neumáticos medidas en parrilla eran inferiores al mínimo legal. No habría sanción ya que las mediciones se hicieron con las mantas térmicas desconectadas, lo que arrojaba valores muy diferentes al resto de equipos. En Mercedes ante la posibilidad de sanción querían que Hamilton fijase la distancia con Vettel en más de 25 segundos, por si había una sanción.

Aún habría más sorpresas, ya que a dos vueltas del final el motor de Rosberg se rendía. Primera avería de la temporada de un motor Mercedes, y un duro golpe a las aspiraciones del alemán. Gracias a ello Massa lograba acompañar a Vettel y Hamilton en el Podium. Mientras Rosberg veía por televisión como su compañero se escapaba ya a 53 puntos, dejando el mundial casi sentenciado.

Spanish F1

En un circuito como Monza ya se sabe que si “no power-no party”. Los propulsores de los pilotos españoles fueron los últimos en llegar a la mesa cuando se repartía la potencia. Para más inri, tanto Sainz como Alonso salían con penalizaciones al haber sustituido componentes. La carrera se Alonso se resume de forma sencilla, gran salida, poca potencia, pérdida de posiciones gradual y avería. Es decir, lo de siempre. En el caso de Sainz, tras protagonizar una gran salida, se vería penalizado con cinco segundos por saltarse la primera chicanne. Por si fuese poco, una pérdida de presión en un neumático, le obligaría a realizar una segunda parada. Muchos contratiempos en un circuito desfavorable, al que sin embargo logró sacarle un buen ritmo.

En el caso de Merhi poco hay que decir, el Manor B que le ha tocado en gracia hace lo que puede. En un circuito sin curvas las posibilidades de cazar a Stevens se diluyen. Eso sí, casi se lleva puesto a un despistado Raikkonen que entraba a ralentí en boxes como si no hubiese carrera.

Clasificación del Gran Premio de Italia
1º Lewis Hamilton (Mercedes GP)
2º Sebastian Vettel (Ferrari)
3º Felipe Massa (Williams)
4º Valtteri Bottas (Williams)
5º Kimi Raikkonen (Ferrari)
6º Sergio Pérez (Force India)
7º Nico Hulkemberg (Force India)
8º Daniel Ricciardo (Red Bull)
9º Marcus Ericcson (Sauber)
10º Daniil Kvyat (Red Bull)
11º Carlos Sainz (Toro Rosso)
12º Max Verstappen (Toro Rosso)
13º Felipe Nasr (Sauber)
14º Jenson Button (McLaren)
15º Will Stevens (Manor)
16º Roberto Merhi (Manor)

 

Hamilton pone en jaque a Rosberg tras la victoria en Monza
Comentarios