Guerra entre FC.Barcelona, Atlético y Real Madrid: solo puede quedar uno

Messi y el FC.Barcelona están siendo muy irregulares en los últimos partidos
Messi y el FC.Barcelona están siendo muy irregulares en los últimos partidos. / RRSS

Un Atlético de Madrid magnífico y valiente. Más duro que un clavo en un ataúd. Irreductible. Que es fiel a su hinchada y nunca deja de creer. 

Guerra entre FC.Barcelona, Atlético y Real Madrid: solo puede quedar uno

El Real Madrid abrió la jornada en el Bernabéu goleando por 4 goles a 0 con los suplentes a un Éibar que no se jugaba nada. El Atlético de Madrid, con casi todo su arsenal, acabó goleando 1-3 a un Español en Cornellá que se adelantó primero. El FC.Barcelona terminó perdiendo por segunda vez consecutiva en Liga, tres puntos que dan esperanza a sus perseguidores frente a una Real Sociedad en Anoeta que fue superior. 

Del primer partido poco más se puede decir. Victoria fácil y cómoda del Real Madrid. Balsámica después del esperpento de la Champions frente al Wolfsburgo en Alemania. Justo lo contrario que del segundo, el del Atlético, que tuvo que darle la vuelta al tanto inicial de Diop con los goles de un Fernando Torres sensacional, de un Griezmann en su línea: ya van 7 partidos seguidos marcando. Y de un Koke descomunal que cerró la cuenta y asistió de forma magistral en los dos primeros. Un Atleti magnífico, valiente, más duro que un clavo en un ataúd. Irreductible. Que es fiel a su hinchada y nunca deja de creer. 

Contra todo pronóstico, al Barça le asalta las dudas en el tramo decisivo de la temporada.

El tercer partido, el del Barcelona, fue la confirmación de su declive de los dos últimos meses. De la actual irregularidad de Messi y el bajonazo incomprensible de Neymar. De que ahora mismo el delantero uruguayo Luis Suárez es el que más aporta, de largo, en el tridente de la MSN tanto a nivel ofensivo como en la presión y la recuperación. Que Munir fuese su sustituto ayer, deja en evidencia el discreto fondo de armario del banquillo azulgrana. Que Arda sigue adaptándose o, dicho de otra forma, que Luis Enrique sigue sin adaptase a Arda y todavía no le ha encontrado acomodo ni ha sabido entenderlo. Que Rakitic es imprescindible y Busquets se ve desbordado si el croata no le acompaña en el centro del campo. Que hay un bajón de juego cuando faltan esas piezas clave y que además el físico empieza a pasarles factura. Y que todo lo anterior hizo que una muy buena Real Sociedad, se llevara un triunfo trabajado y merecido ante un Barcelona que empieza a desinflarse peligrosamente en el tramo más trascendental de la temporada. Todavía tiene un margen de dos tropiezos y sigue siendo un líder destacado. Pero si no se conjura y arremete con un último arreón, si no mejora y sigue en línea claramente descendente,  quién sabe si al final será margen suficiente para revalidar el título. Sigue siendo el gran favorito. Pero a este nivel ya no es el único candidato. Y en la Champions le ocurre lo mismo. Y el Madrid sigue ahí, con pocas opciones en Liga y en la máxima competición europea. Pero el enfermo todavía respira. De momento.

Y entremedias de los dos gigantes está un equipo, el Atleti del Cholo, que ya empieza a oler la sangre. Que está hambriento y pletórico a sabiendas de que, suceda lo que suceda, ha hecho muy bien su trabajo y la temporada ya es un éxito. Que cada día que pasa es más grande y no deja de superarse. Y que también acecha en la Champions. Solo puede quedar uno. @el_cholista

Guerra entre FC.Barcelona, Atlético y Real Madrid: solo puede quedar uno
Comentarios